Estrena CMKC versión 2020 «El Mambí», de Luis Casas Romero, por Santiago Feliú y Frank Fernández

Estrena CMKC versión 2020 "El Mambí", de Luis Casas Romero, por Santiago Feliú y Frank Fernández

Por: Santiago Romero Chang
Hoy CMKC estrena la versión exquisita 2020 de «El Mambí», del músico y radialista apasionado Luis Casas Romero y letra del poeta Sergio La Villa. En versión muy bien acogida por el inolvidable Santiago Feliú y enriquecida más por el célebre pianista Frank Fernández.

Y así , «El Mambí» y La Radio vuelven a ser noticia, y con ambas creaciones, su fundador, cubano por Excelencia y Distinción, Luis Casas Romero, el creador de la 2LC, regresa para decirle a los más jóvenes que fue él quien abrió un nuevo horizonte al viajar por el éter desnudo y virgen del 22 de agosto de 1922.

¡Claro está! Desde que sonó por primera vez «El Mambí» han ocurrido muchos cambios. Hoy el éter está muy enrarecido, contaminado por millones de ondas hertzianas y ataques mediáticos sustentados en noticias falsas e intenciones macabras, como ocultar la historia y sus protagonistas reales.

Varias de sus obras musicales trascendieron hasta nuestros días, pero, «Camagueyana»,»Si llego a besarte», y en especial, «El Mambí», nos llenan de nostalgia y orgullo a la vez, no sólo en estos días de evocación y celebraciones por el Día de la Cultura Cubana, porque mucho tienen que saber nuestros jóvenes de sus artistas, creadores, intelectuales que son muchos quienes nunca renunciaron a su tierra natal y fundaron una Nación con Arma, Escudo y Pasión.

Dicen que «cuando apareció El Mambí (1912) quedó reflejada en la prensa cubana. La crónica del diario El Comercio (jueves 21 de marzo de 1912) revela que la primera presentación fue en el Casino Español, en un concierto improvisado en el que solamente participaron: Moisés Simons (compositor de El manisero), el mexicano José Morone, Luis Casas Romero y numerosos amigos.«

La iniciativa de presentarlo a las dos de la madrugada, nace en el Parque Central, frente al Hotel Inglaterra, estos tres profesores de música hubieron de reunirse por azar.

Numerosos amigos desearon escuchar la novedad y, una voz oportuna dijo: “Al Casino Español”, y allí se dirigieron. Gracias a la amabilidad de algunos socios, de aquella sociedad, habilitaron el salón y Moisés Simons se sentó al piano, Luis Casas a la flauta y Morone el violín.

Con sensibilidad exquisita comenzaron a tocar la criolla aportando un sabor típico que atrajo a un repentino público aglomerado en las diferentes ventanas de la sociedad.  

Después de aquella improvisada velada, el estreno oficial fue en el Teatro Cuba, en Neptuno y Galiano, donde ahora se encuentra la Casa de la Música de La Habana, en los bajos del Edificio América.

Más adelante El Mambí fue grabado a dúo por Regino López en la compañía de discos Víctor. Posteriormente una crónica apareció el en El Comercio que dice así:

“En el casino Español. Concierto improvisado. Esta madrugada, a las dos, próximamente, hubo de reunirse por azar en el Parque Central”. 

El periódico La Opinión publicó: “Esa tierna sentimentalidad que llega al alma, de la música nuestra constituye su mérito principal. Tierna y quejumbrosa, para saberla interpretar, necesítese toda la sensibilidad de un temperamento meridional, hecho en arte, más que el simbolismo descriptivo de Wagner, a la frivolidad del vals de Strauss, o la triste melancolía de una partitura ligera y sugestiva”.

Aplausos por el rescate de «El Mambí» de Luis Casas Romero, por eso, se estrena y queda en nuestra web CMKC, Radio Revolución http://www.cmkc.icrt.cu/aiovg_videos/santiago-feliu-y-frank-fernandez-el-mambi-estreno/

La versión grabada por Esther Borja ha sido una de las más difundidas de los tiempos modernos. El Mambí queda como una de las canciones patrióticas, inmortales, más queridas de Cuba, se une a las otras tres pertenecientes a la colonia: La Bayamesa (1851) obra colectiva de Castillo, Fornaris y Céspedes; la habanera Tú (1892), Eduardo Sánchez de Fuentes; La Bella Cubana (1853), José White. Todas estas inmortales obras tuvieron, en la letra, el aporte de poetas.

«El Mambí»

(De: Luis Casas Romero y letra del poeta Sergio La Villa)

Allá en el año noventa y cinco,
Y por las selvas del Mayarí,
Una mañana dejé el bohío,
Y a la manigua salió un mambí.

Una cubana que era mi encanto,
A quien la noche llorando vio,
Y al otro día con su caballo
Buscó mis huellas y me siguió.

Aquella niña de faz trigueña
Y ojos más negros que la maldad,
Unió sus fuerzas a mi fiereza,
Y dio su vida a la libertad.

Un día triste cayó a mi lado;
Su hermoso pecho sangrando vi,
Y desde entonces fue ardiente,
Cuba adorada mi amor por ti.

(1912)

Estrena CMKC versión 2020 «El Mambí», de Luis Casas Romero,
por Santiago Feliú y Frank Fernández

Nació en una casa en la Calle de los Pobres n.º 95 (hoy Padre Olallo n.º 462), entre el callejón Montero y calle Tío Perico.

En 1891 inició sus estudios de música con el maestro español Gregorio Cánova Macaró. En 1893 integró la orquesta de la Sociedad Popular Santa Cecilia, y en 1901, el Patronato de la Banda de Música Infantil; el 5 de junio de 1904 interpretó con el flautista Manuel Mateo y acompañado al piano por José Molina Torres, el dúo de concierto Krakamp, opus 78, para flauta, y ―como solista― la Fantasía sobre motivos de la ópera Hernani de Giuseppe Verdi. Ese mismo año (1904) se trasladó para La Habana, donde fungió como flautista y director de orquesta del teatro Martí.

Viajó a México como director de la orquesta de la Compañía de Raúl del Monte, que actuó en Mérida y Veracruz. En 1907 se radicó definitivamente en La Habana, donde trabajaría como flautista de la orquesta del teatro Alhambra, dirigida por Jorge Ánckermann.

En 1908 era miembro del sexteto que actuaba en el teatro Martí, y dirigía la orquesta del Neptuno. En 1909 fue nombrado profesor de flauta del Conservatorio Nacional de Música Hubert de Blanck, institución en la que después impartió clases de solfeo, teoría de la música, armonía, composición e instrumentos de banda y orquesta.

En 1913 ingresó en el ejército de la República como flautista de la Banda del Estado Mayor del Campamento de Columbia; en 1918 pasó a ser subdirector de la misma y fue nombrado director, cargo que ocupó hasta su fallecimiento.

En el propio 1918 fundó la primera fábrica electromecánica de rollos de pianola, en la que colaboraron Ernesto Lecuona, Moisés Simons, Jaime Prats, Nilo Menéndez y Vicente Lanz; denominó al método de perforación rollo autógrafo.

Casas Romero también se destacó por ser fundador de la radio en Cuba, cuando el 22 de agosto de 1922 comenzó las emisiones experimentales con su radio 2LC. El 16 de diciembre de 1933 inauguró Radio COC, la primera emisora de onda corta en Cuba, que 14 años después, el 28 de enero de 1948, fue adquirida por Guido García Inclán, y adoptó el nombre de Radio COCO Luis Casas fundó también la CMCK y fue director artístico de la CMC de la Cuban Telephone Company.

El 16 de mayo de 1940 leyó su discurso de ingreso como miembro de número de la Academia Nacional de Artes y Letras (fue Secretario de la Sección de Música): «La música y su influencia en el destino humano».

Trabajó junto a destacadas sopranos: Amelita Galli-Cursi, Geraldine Farrar, Luisa Tetrazzini y Graziella Paretto. Fue director de orquesta de los teatros Martí, Payret,Alhambra, Molino Rojo y de la Compañía de Zarzuela del padre de Blanquita Becerra.

Con su banda viajó por República Dominicana, Canadá, Estados Unidos y México.Luis Casas Romero es otro nombre valioso entre la gama de los folkloristas cubanos; su inventiva corre a la par que su técnica en un centenar de producciones, desbordantes, todas ellas, de la más limpia cubanía.

Casas Romero, además de cultivar los géneros típicos del cancionero cubano, supo enriquecer este acervo creando uno nuevo, el de la criolla, que se asocia enseguida al título de Carmela, la primera que compuso dentro de esa modalidad.

Estrena CMKC versión 2020 "El Mambí", de Luis Casas Romero, por Santiago Feliú y Frank Fernández
Estrena CMKC versión 2020 «El Mambí», de Luis Casas Romero, por Santiago Feliú y Frank Fernández

Obras

Canción

  • Adiós, amor
  • Adiós al bohío.

Criolla

  • Alma criolla
  • Ana Sofía
  • Angelina
  • Bajo el palmar
  • Calma mi sed
  • Camagüey
  • Camagüeyana
  • Capablanca
  • Carmela
  • Carola
  • Criolla
  • Cubanita
  • Decepción
  • El mambí
  • Mercedes
  • Mi bohío
  • Patria querida
  • Serenata cubana
  • Zoraida, entre otras.

Danzón

  • Almoneda nacional, de la zarzuela del mismo título
  • Arrollar
  • Canción del torerito
  • Cumbanchando
  • El sinsonte
  • La niña de mis amores
  • La viuda alegre
  • Mujeres y flores
  • Pensando en ti
  • Mala entraña, entre otros.

Zarzuela

  • El globo cautivo
  • El teniente alegría
  • Enredos matrimoniales
  • Fuente de juventud, zarzuela en un acto
  • La cenicienta, entre otros.

Otros géneros

  • A orillas del Tínima, mosaico cubano
  • Al pie del coco, popurrí; Amistad, popurrí cubano
  • Amo el sendero, balada; ¡A arrollar!, clave
  • Así eres tú, bolero; Así eres tú, cubana, capricho-bolero
  • Capricho núm. 1, Capricho cubano núm. 2, Capricho cubano núm. 3
  • Flores marchitas, pequeña obertura para piano y orquesta
  • Si llego a besarte, bolero
  • Yo soy guajira, capricho-cubano
  • Zapateo cubano, zapateo; entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *