Luminaria de Hoy: Orestes Kindelán, motivación de las Avispas santiagueras

Fidel y Orestes Kindelán, -El Tambor Mayor- de Santiago de Cuba.

Video: Santiago Romero Chang
Audio: Rolando Ramos Jr.
El jonronero Orestes Kindelán, es hoy una de las grandes motivaciones de la selección santiaguera Las Avispas, con mejores promedios en la actual serie nacional de béisbol. Del Kinde, como le llaman sus fans, hablamos hoy en Luminarias del Deporte Santiaguero, sección habitual de Rolando Ramos (Junior)

Orestes Kindelán, El Tambor Mayor de Santiago de Cuba.
Orestes Kindelán, El Tambor Mayor de Santiago de Cuba.

Orestes Kindelán Olivares

Destacado bateador del Béisbol cubano, conocido como Kinde o el Tambor mayor, al lograr 487 jonrones, en 6588 veces al bate.

Ha bateado más de dos mil hits, también 330 dobletes y 36 triples, y llegó a impulsar 1 511 carreras. Participó en 21 ediciones de la Serie Nacional de Béisbol, campeón olímpico, centroamericano, panamericano y mundial.

Nace el 1 de noviembre de 1964 en Palma Soriano, Santiago de Cuba.

Desde temprana edad se inclina por el deporte, llegando a ser un gran pelotero. Lo apodan como el Tambor mayor, al dar 487 jonrones, en 6 588 veces al bate, también los amigos le dicen el Kinde. Tiene una estatura de 1.90 y 89 kilogramos.

Fidel y Orestes Kindelán, -El Tambor Mayor- de Santiago de Cuba.
Fidel y Orestes Kindelán, -El Tambor Mayor- de Santiago de Cuba.

De carácter afable, cuenta con muchos amigos. Tiene dos hijos. Vive en el Reparto Vista Alegre de Santiago de Cuba.

Trayectoria deportiva

Se inició como receptor y luego se desempeñó como primera base, alineó como cuarto bate en los equipos donde jugó durante 21 ediciones de la Serie Nacional de Béisbol. En los años ochenta y noventa representó a Cuba en siete campeonatos mundiales, siete copas intercontinentales, tres Juegos Olímpicos, cuatro panamericanos y cuatro lides centrocaribeñas.

El jonrón nunca revelado del pelotero Orestes Kindelán

Video y Texto: Santiago Romero Chang
Orestes Kindelán sorprendió en la Peña del Menú de José Aquiles Virelles, primero al decir de su persona como invitado especial de la noche; luego, al cantar como todo un sonero al estilo del célebre Oscar D´León.

Aquí estuve muy cerquita de él y de su familia, aclamados todos en Santiago de Cuba, primero, por su honestidad y valentía; segundo, por la defensa de Cuba en cualquier frontera, y tercero, por el optimismo y la gracia del criollo «rechoncho y aplatanado» que sabe reír y responder ante cada reto inesperado. Aquí les presento, el batazo de la noche: Orestes Kindelán al estilo de la inolvidable -Dimensión Latina-.

Braudilio Vinent, el meteoro de La Maya y su amigo Orestes Kindelán, el Tambor Mayor.
Braudilio Vinent, el meteoro de La Maya y su amigo Orestes Kindelán, el Tambor Mayor.

Orestes Kindelán ha bateado más de dos mil hits y llego a impulsar 1 511 carreras. Produjo, además, 330 dobletes y 36 triples, cifra esta última indicativa de no ser un corredor rápido, debido por la constitución física.

Debutó como catcher, luego paso a desempeñarse como jardinero izquierdo, hasta que definitivamente actuó como primera base o en condición de bateador designado.

Recordando a Orestes Kindelán, el Tambor Mayor

Según declaraciones hechas a la prensa su mejor año lo constituyó 1989, cuando obtuvo la Triple Corona de Bateo en la Serie Nacional de Béisbol, [AVE: 402 (66 en 164), HR: 24 y CI: 58], así como en otros 2 torneos internacionales de ese propio año.

Orestes Kindelán de Cumpleaños: Momentos de su carrera deportiva
y una sorpresa al final del video

Orestes Kindelán siendo el primer latino en llegar a 500 jonrones en cualquiera de las ligas del continente; más allá de Sammy Souza, de José Canseco o de Rafael Palmeiro, pensaba eso, como también lo creían muchos y es que el “Kinde” era un animal de verdad, un caballón frente  a los que siempre hay que quitarse el sombrero.

Pensaba eso pero no, el retiro apresurado al que fueron sometidos Pacheco, Linares, Kindelán y toda esa pléyade de estelares, los últimos estelares tal vez de la pelota cubana, ese retiro apresurado trunco el sueño… de seguro hubieran sido más de diez jonrones, veinte, treinta, cincuenta más, a lo mejor Orestes se acercaba incluso a los 600, lucía bien, estaba entero…

Aunque de acuerdo con criterios de especialistas y algunos analistas de béisbol; Kindelán disfruto en al menos 18 temporadas de las 21 que jugó,  de las ventajas del bate de aluminio y de una bola mucho más viva; sus números lo avalan como uno de los  grandes de la pelota cubana, 487 jonrones, 1511 empujadas y un promedio de average superior a 310; guarismos estos, dignos de resaltar en cualquier liga.

Entre las múltiples hazañas logradas por Orestes Kindelán, destacan que fue el primero de la llamada Liga Oriental en ganar la triple corona de bateo durante la campaña 1988-1989; siendo pieza clave en el título de Santiago de Cuba.

De igual modo, el León de la Montaña estampó la marca de más jonrones para una temporada completa, con 51 en 1988; dos años antes, en 1986, estableció el primado en impulsadas con 128.

El Kinde fue parte de aquella generación dorada que en 1982 deslumbraron durante el Campeonato Mundial Juvenil; Pacheco, Javier Méndez, Lázaro Vargas, Omar Linares y Pablo Miguel Abreu, entre otros.

En su comienzo al primer nivel del béisbol cubano, fue criticado por su falta de tacto y por ende su cantidad de ponches; aspecto este que después de siete temporadas comenzó a mejorar para volverse un bateador de promedio, no obstante su descomunal poder ofensivo.

A pesar de no tener un estilo de bateo muy técnico, sin tanta estética como otros; el poder de sus muñecas lo volvió muy efectivo, pues Orestes estaba dotado de una fuerza natural que le permitía sacar la bola por cualquier parte del terreno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *