«El amor se hace más grande y noble en la calamidad»

El respeto a los autista equivale a la aceptación de la diferencia. Imagen: Santiago Romero Chang.
La historia del hombre contada por la tierra en el municipio Tercer Frente de Santiago de Cuba
La historia del hombre contada por la tierra en el municipio Tercer Frente de Santiago de Cuba

Audio: Raúl López Alvarado
«El amor se hace más grande y noble en la calamidad», escribió el escritor colombiano Premio Nobel de Literatura en la misma novela que hoy, con la actual situación sanitaria, pudiera rescribirse.

Algunos pueden pensar que es un vaticinio, pero sería pecar de demasiado misticismo, sabiendo que las tragedias le inspiraban para poner a prueba el puro sentimiento, como también sucedió en Del amor y otros demonios.

Pero de crecimiento emocional en medio de esta terrible pandemia pueden hablar muchos amores

La Pareja invita y Caguayo lo agradece en el Centro Cultural El Ingenio. CMKC, Radio Revolución.
La Pareja invita y Caguayo lo agradece en el Centro Cultural El Ingenio.
CMKC, Radio Revolución.

A pesar del aislamiento provocado por la pandemia del COVID-19, no es difícil ver en cualquier calle cubana a parejas tomadas de la mano, aduladores callejeros de la belleza femenina, y enamorados perpetuos, que cantan al amor y a la amistad más allá de las festividades.

Este 14 de febrero, aun cuando las medidas de protección higiénico-sanitarias dictan regulaciones respecto al distanciamiento, no será excepción para que, aunque sea a dos metros de distancia, los cubanos expresen sus mejores deseos en el Día de San Valentín, del Amor y la Amistad, o como aquí dicen,

Día de los Enamorados.

Las formas de expresión este día en la isla son variadas. Regalar flores, tarjetas postales, prendas o cualquier artículo útil, forman parte del ritual de este día de febrero, donde la pareja, hombre o mujer, se convierte en el centro de la celebración.

También se suele escoger este día para para ofrecer el tradicional anillo de compromiso, y confirmar el amor en el altar o frente a un notario y dar el paso al matrimonio.

El Malecón habanero es sitio obligatorio para los enamorados cada 14 de febrero, pero este año, a consecuencia de la pandemia del COVID-19, no se verán las parejas de novios o matrimonios disfrutando como tórtolos frente al mar, ni en los restaurantes; será una de las novedades para los festejos, que se limitarán a cenas íntimas y familiares, donde entre vinos y velas se reafirmarán declaraciones de amor.

En los últimos años, esta fecha incorpora además saludos y bendiciones a la amistad, y es común escuchar felicitaciones entre grupos de amigos.

Orígenes de la celebración en Cuba

Según el abogado, profesor e intelectual cubano Francisco González del Valle (1881-1942), miembro de la Academia de la Historia de Cuba, la primera vez de la que se tiene noticia que se haya celebrado el Día de los Enamorados en la isla data del 23 de Febrero de 1841.

La celebración se efectuó en el teatro de Tacón, en La Habana, a favor de la Real Casa de Beneficencia, donde se estrenó la contradanza La Valentina, obra del compositor Tomás Vuelta y Flores.

Un cronista del periódico Diario de la Habana dejó para la posteridad la historia de este suceso musical, que devino en fecha obligada para los amantes cubanos.

«Es costumbre muy antigua en Escocia que las señoritas elijan el 14 de febrero de cada año al primer hombre que ven después de levantarse, dándole, en concordancia del santo del día, el nombre de su Valentín, que lo es para todo el año, con el cargo de atenderla, honrarla, defenderla, acompañarla y bailar con ella en todas partes, sin que nadie se atreva a faltarle sin exponerse a las reconvenciones de los mismos Valentines, que con frecuencia se convierten en novios y acaban por casarse», comentaba el diario habanero hace 180 años.

Leyenda de San Valentín

La festividad del Día de San Valentín, Día de los enamorados o Día del amor y la amistad, tiene su origen en la Roma del siglo III, donde un sacerdote llamado Valentín se opuso a la prohibición de matrimonios para los jóvenes, ordenada por el emperador Claudio II, «el Gótico», en el año 270.

A pesar de la prohibición imperial, Valentín comenzó a celebrar matrimonios en secreto, hasta que, acusado de desobediencia y rebeldía, fue juzgado, encarcelado y decapitado, convirtiéndose en uno de los tres mártires ejecutados en tiempos del Imperio Romano.

La fiesta de San Valentín fue declarada por primera vez en el año 498, por el papa Gelasio I.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *