Desembarco de Martí y Gómez por Playita de Cajobabo hace 126 años

Desembarco de Martí y Gómez por Playita de Cajobabo, provincia de Guantánamo, en el oriente de Cuba.
Desembarco de Martí y Gómez por Playita de Cajobabo, provincia de Guantánamo, en el oriente de Cuba.
Desembarco de Martí y Gómez por Playita de Cajobabo, provincia de Guantánamo, en el oriente de Cuba.

José Martí, el 11 de abril de 1895, cerca de las diez y treinta minutos de la noche, arriba a costas cubanas bajo un chubasco y una luna roja que asoma bajo una nube.

Martí, delegado del Partido Revolucionario Cubano viene acompañado del Mayor General Máximo Gómez, los generales Francisco Borrero y Ángel Guerra, el coronel Marcos del Rosario y el capitán César Salas.

José Martí llegaba a la capitanía de Cuba (en poder de España) para incorporarse a la guerra iniciada el 24 de febrero de 1895, después de varios tropiezos como el de Fernandina y de aunar a los cubanos de fuera y de dentro para tal empeño, sin pensar en otra cosa que no fuera luchar por la independencia de Cuba y sin imaginar que ese lugar se convertiría años después en un pedazo de tierra sagrado para la patria donde se levantaría un monumento que recuerda el hecho histórico.

José Martí, cuya fecunda vida, signó «con todos y para el bien de todos»
José Martí, cuya fecunda vida, signó «con todos y para el bien de todos»

José Martí El 11 de abril de 1895, en este sitio, se produjo el desembarco de José Martí, Máximo Gómez, Francisco Borrero, Ángel Guerra, César Salas y Marcos del Rosario.

Eusebio Leal relata «encuentro» de Fidel con Martí en Playita de Cajobabo

Martí y Fidel como bandera, en Taller Nacional de la UPEC Santiago de Cuba

En la cercanía de Playita de Cajobabo vivía el señor Leyva (alcalde de barrio) junto con sus familiares, entre ellos su hijo Salustiano, quien fue el último guantanamero testigo presencial del arribo de Martí, Gómez y demás expedicionarios, que después de recuperados de la travesía marítima, tomaron prácticos y emprendieron la marcha para tratar de hacer contacto con los insurrectos amigos de la causa revolucionaria.

Con este hecho se escribe una importante página de la historia de la provincia guantanamera y del país, en la que se ponen de manifiesto la valentía y el decoro de los cubanos, representados en la intransigencia de Martí y Gómez. Martí, delegado del Partido Revolucionario Cubano, había estudiado las causas que incidieron de manera negativa en el desarrollo de la Guerra de los Diez Años, así como sus logros, y esta vez venía a Cuba para acabar con la dominación española.

Fidel Castro reflexiona sobre Martí (1976) en Playia de Cajobabo

A través del Diario de Martí, se observa la secuencia e impresión en Martí a su llegada a este lugar: 11 de abril: Arribamos a una playa de piedras, la Playita (al pie de Cajobabo); me quedo en el bote el último vaciándolo, dicha grande. Viramos el bote y el garrafón de agua, bebemos málaga, arriba por piedras espinas y cenegal. Oímos ruidos y preparamos, cerca de una talanquera. Ladeando un sitio, llegamos a una casa. Dormimos cerca por el suelo.
José Martí, Diario

Desembarco de Martí y Gómez por Playita de Cajobabo, provincia de Guantánamo, en el oriente de Cuba.
Desembarco de Martí y Gómez por Playita de Cajobabo, provincia de Guantánamo, en el oriente de Cuba.

La novia de Martí y Fidel es Cuba, dijo Eusebio Leal

Creación del monumento

El 11 de abril de 1995, el comandante en jefe Fidel Castro visitó el monumento de Playita de Cajobabo.

Ubicado en el municipio Imías, en la costa sur de la provincia de Guantánamo, con costa al Mar Caribe y a 3 km al este del poblado de Cajobabo, este sitio es el primero de los que marcan la ruta de José Martí en la Guerra del 95 y de sus restos mortales, declarada Monumento Nacional el 19 de mayo de 2003.

El primer monumento que marcó el sitio por donde Martí desembarcó, se realizó en 1922 y consistió en dos bloques cubiertos por cemento. Fue sin dudas algo muy especial, no solo por ser el primer gesto de respeto y recordación por ese importante hecho, sino porque allí estuvo presente el coronel Marcos del Rosario, quien guardaba fresco en su memoria aquel importante momento, lo cual hace asegurar a los especialistas que se trata del lugar casi exacto del desembarco. Este primer monumento se deterioró tiempo después.

El actual Monumento Nacional Playita de Cajobabo se realizó entre los años 1928 y 1929 por los miembros de una sociedad de masones y se encuentra adosado a un farallón.

El conjunto está construido en mármol con la base en forma de un bote, y lo conforman además dos bloques enormes con inscripciones sobre la vida de José Martí y Máximo Gómez; dos sables, símbolo del arma que utilizaron los mambises durantes nuestras luchas emancipadoras y en la parte superior un pibote correspondiente a una reconstrucción realizada en el año 1947.

En 1947 se adicionó al monumento una marca de hormigón con la inscripción 18951947, año este último en que un grupo de cadetes y oficiales del Ejército de la República realizaron la tercera reedición de la ruta martiana.

En 1986, en ocasión del 150.º aniversario del natalicio de Máximo Gómez, la base del obelisco fue renovada y los sables, originalmente de granito y acero, se sustituyeron ante el deterioro por unos de bronce en 1995, cuando el centenario del desembarco.

Fidel Castro reflexiona sobre Martí (1976)

José Martí, Héroe Nacional y Apóstol de Cuba.
José Martí, Héroe Nacional y Apóstol de Cuba.

Visita de Fidel a Playita de Cajobabo (11 de abril de 1995).

El 11 de abril de 1895, en este sitio, se produjo el desembarco de José Martí, Máximo Gómez, Francisco Borrero, Ángel Guerra, César Salas y Marcos del Rosario. En la cercanía vivía el señor Leyva (alcalde de barrio) junto con sus familiares, entre ellos su hijo Salustiano, quien fue el último guantanamero testigo presencial del arribo de Martí, Gómez y demás expedicionarios, que después de recuperados de la travesía marítima, tomaron prácticos y emprendieron la marcha para tratar de hacer contacto con los insurrectos amigos de la causa revolucionaria.

En hora de la tarde del 11 de abril de 1995 se envió una comisión desde el PCC municipal a reorganizar las conclusiones del evento de los historiadores para ello se designó por el buró provincial a Rafael Rodríguez Noruñez y a Pedro Rodríguez Abad.

Estando en el campismo como a la 4 de la tarde llego otra comisión dirigida por Amaury Terrero miembro del Buró Provincial con orientaciones de que el acto conclusivo de los historiadores del país ya no seria en el campismo sino en playita, se tomaron nuevas medidas y como a las 6 de la tarde se fue el fluido eléctrico aproximadamente a las 6:30 pm localizaban al historiador municipal Pedro Rodríguez Abad que debía presentarse en Playita y a Rafael Rodríguez Noruña.

Al llegar a Playita ya se encontraba una planta eléctrica suministrando electricidad hasta el monumento encontrándose en este lugar el camarógrafo y periodistas entre ellos Ana Maria, Víctor Hugo, Vega (camarógrafo y periodista fallecido) entre otros, además se encontraban allí Amaury Terrero, Ramón Ortiz, Rafael Rodríguez Noruña, Elio Rodríguez Durán y otros.

Desde la playa frente al monumento se escucho una voz que grito alumbren hacia las piedras y apareció el Comandante en Jefe Fidel Castro Rúz, acompañado por Pedro Álvarez, Ricardo Alarcón de Quesada, Rider Díaz Leyva, Felipe Pérez Roques, José Miguel Miyar Barruecos, Abel Prieto, Eusebio Leal y otros, además se encontraban los Generales Juan Pérez Pérez, Ramón Espinosa Martín, Cuenca.

Cuando Fidel conversó con los presentes ordenó a que apagarán las luces para palpar el grado de claridad que había o que pudo haber en playita a esa hora aquel día 11 de abril de 1895, tomó una bandera y fue hasta la orilla del mar y en acto simbólico, lleno de patriotismo como que recibió esa bandera de mano de Martí y Gómez, dio un giro y se dirigió hasta la base del monumento y la clavo en un pedestal que allí había.

Desembarco de Martí y Gómez por Playita de Cajobabo, provincia de Guantánamo, en el oriente de Cuba.
Desembarco de Martí y Gómez por Playita de Cajobabo, provincia de Guantánamo, en el oriente de Cuba.

Testimonio de Pedro Rodríguez (Historiador de Imías)

Posteriormente se encendieron las luces y Pedro Rodríguez Abad, historiador del municipio, tuvo la gran oportunidad de participar y conocer personalmente al primer médico revolucionario que estuvo en Imías, al salir de la base del monumento pasamos por el pedazo de playa y arribamos por la piedra que hacía 100 años había pasado Martí, al bajar había llovizna como el día del desembarco, el mar estaba embravecido y Fidel recordó que también ese día era martes.

Ocurrió la despedida al salir al final de la playa el jeep donde donde viajaba el Comandante, es detenido por la arena y en la parte izquierda están los historiadores que esperaban la conclusión del evento. Fidel se dirige al grupo de historiadores y estos entonan las notas del himno nacional, después se dirigieron a la playa para realizar las conclusiones, se dieron los lugares y el trovador Oliva hizo 2 números.

Ecured.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *