Instructores de arte apoyan donde sea necesario

Brigada de Instructores de Arte José Martí

Por: Yailén Aguilar Rodríguez
CMKC Radio Revolución.- Los abanderados de la cultura en el país están presentes en la batalla por la vida frente a la COVID-19.

Inspirados en el pensamiento de José Martí la brigada de instructores de arte que orgullosamente lleva su nombre responde al llamado de los nuevos tiempos como colaboradores en la primera línea de enfrentamiento a la crisis sanitaria.

En Santiago de Cuba se agradece el protagonismo de la vanguardia artística muy activa por estos días en todo el territorio.

Brigada de Instructores de Arte José Martí se acerca a las comunidades

Los mensajeros de la cultura se apoyan en las diversas manifestaciones artísticas para garantizar una jornada sana en la que pueden involucrarse todos los grupos etarios en este Día de la Cultura Cubana.

De conjunto con el sector educacional y el sistema de casas de cultura la vanguardia juvenil decide dejar huella en el imaginario popular contagiando a todas las personas con sensibles muestras de talento.

Brigada de Instructores de Arte «José Martí»

Es un movimiento cultural integrado por instructores de arte creado por el Comandante Fidel Castro Ruz el 20 de octubre de 2004 bautizado como Brigada de Instructores de Arte José Martí (BJM) cuyo objetivo principal es elevar el nivel cultural e integral de todos los cubanos.

Este Programa de la Revolución fue dirigido en sus primeros años por la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba y simultáneamente los sectores de cultura y educación.

Brigada de Instructores de Arte José Martí (BJM)

Movimiento cultural comprometido con la Revolución Cubana y con la profesión de enseñar el arte al pueblo. Está integrada por egresados de las Escuelas de Instructores de Arte surgidas al calor de la Batalla de Ideas.

Antecedentes

El 14 de abril de 1961 se inaugura la Primera Escuela Nacional de Instructores de Arte (ENIA) en Cuba. Esta primera ENIA surgió paralelamente a la Campaña Nacional de Alfabetización en medio de la Revolución Cultural que se realizó a lo largo y ancho de la Isla. Los graduados de la ENlA debían encauzar las aptitudes y vocación por el arte de estudiantes, trabajadores, campesinos y amas de casas.

En la década del 70 la estrategia a seguir por la Política Cultural de la Revolución alternaba con la apertura de la matrícula de la ENA y la ENlA (según las necesidades del país). En los años 80 Cuba se enfrenta a una realidad adversa, una parte importante de los jóvenes graduados de la ENIA habían abandonado su trabajo como Instructor de Arte, muchos porque se convirtieron en artistas profesionales. Se decidió crear las EPIA (Escuelas Provinciales de Instructores de Arte). Cada provincia trazó su estrategia para graduar la fuerza técnica que necesitaban las Casas de Cultura.

A finales de los 80 y en parte de la década del 90 surge y se desarrolla la ENIT (Escuela Nacional de Instructores de Teatro).

El Periodo Especial en la década del 90, como en tantas esferas, afecta la cultura, desaparecen las escuelas formadoras de Instructores de Arte, con excepción de la ENIT. El éxodo de instructores graduados que por razones económicas causaron baja del Sistema Nacional de Casas de Cultura afectó uno de los logros más importantes de la Política Cultural de la Revolución Cubana y el más preciado fruto en la labor de los instructores: el Movimiento de Artistas Aficionados.

En el año 2000 el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz al frente del Grupo de Trabajo de la Batalla de Ideas, aprueba la creación de las nuevas Escuelas de Instructores de Arte (EIA) y también orienta que de forma paralela en cada provincia se ofrecieran cursos de titulación para instructores en ejercicio. Esos técnicos cobraban como Promotores Culturales o eran artistas aficionados de calidad notoria que entraron a las Casas de Cultura en plazas de instructores no titulados.

En el 2004 se produce la Primera Graduación de las EIA y queda oficialmente inaugurada por el Comandante Fidel Castro Ruz el 20 de octubre de 2004 en la Plaza «Che» Guevara (Santa Clara) la Brigada de Instructores de Arte José Martí (BJM).

Batalla de ideas

Acción política de la Revolución cubana donde se desarrolla un debate de carácter ético en defensa de sus avances en la justicia social, de la integridad nacional y el internacionalismo.

Se acompaña por un conjunto de programas (más de doscientos) que se llevan a cabo en las diferentes esferas de la sociedad y que ha contribuido a la realización de importantes cambios positivos en la calidad de vida de los cubanos.

Esta Batalla de Ideas surgió a partir del secuestro del niño cubano Elián González por la mafia miamense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *