Los gatillos alegres y los agujeros negros

El enemigo busca magnificar el disenso en temas sensibles en los cuales se trabaja para resolver deudas de siglos que solo la Revolución en el poder ha enfrentado con indiscutibles progresos.

Por: Martha Cabrales. Santiago de Cuba, CMKC. Radio Revolución.- En ellos pienso y les aseguro que no es un acertijo: los primeros, quienes “disparan” al aire cualquier opinión, bola o rumor sin el más mínimo recato o pizca de rubor, en lugares públicos y mientras más concurridos, mejor.

Lo mismo puede ser la cola en una bodega o en algún otro centro comercial o de servicios de diversa índole.

Los temas, diversos, pero la mayoría enfilados en contra de la realidad cubana y el empeño gubernamental por capear la dureza de estos tiempos, dígase COVID-19, recrudecimiento del bloqueo de la mayor potencia mundial y la crisis económica en una nación pobre que se ha empeñado, hace más de 60 años, en repartir “los panes y los peces”.

Justamente esta mañana, en mi barrio santiaguero y en una de esas filas para comprar los productos alimenticios de la canasta básica, alguien ponía en duda, a voz en cuello, la información que brindaba por la radio el querido, respetado y entrañable doctor Durán.

Para ella, una mujer joven, por cierto, aquello “era mentira porque ella sabía que en Santiago de Cuba había no sé cuántos casos contagiados…”

En fin, el mar…Esta historia puede repetirse, con cambios de lugares y matices, en cualquier punto de nuestra geografía insular.

¿Los agujeros negros? Se producen cuando falta la información precisa, inmediata, oportuna y veraz para desmontar tanta estupidez.

Está claro que en el resumen que ofrece nuestro epidemiólogo cada día a las 9 am no se puede abarcar cada incidencia de cada una de las provincias.

La complejidad, alcance y misterios de la pandemia así lo imponen y es por ello que entre una y otra comparecencia afloran situaciones y circunstancias locales que no caben en ellas.

De ahí la mayor eficacia de ese antídoto que es informar, explicar, esclarecer, en el ámbito local, aunque siempre haya quien prefiera la confusión y la especulación.

Sigo pensando que no debe ser Internet la vía principal para dar a conocer los detalles acerca de esas realidades que están a la orden del día: pueden ser un complemento pero no el único cauce o no al menos el de mayor impacto popular.

No todos tienen conexión, una verdad de Perogrullo.

Ahí están nuestros informativos de la radio provincial y municipal que con sus espacios durante las 24 horas pueden ofrecernos todas sus ventajas en rapidez e inmediatez.

Vale la pena que los aprovechemos mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.