Santiago de Cuba: lo que bien reinicia, bien termina

Los alumnos portan sus propios set de higienización con nasobucos para el recambio, soluciones cloradas jabón, servilletas, entre otros útiles de rigor contra el virus SARS- CoV-2. (Foto: Rosa Álvarez)

Por: Betty Beatón Ruíz
CMKC, Radio Revolución, Santiago de Cuba
.- Los centros escolares de todos los niveles de enseñanza de la suroriental provincia santiaguera reabrieron sus puertas para acoger a alumnos y profesores, quienes retoman el curso escolar 2019-2020 después de su paralización, a finales del mes de marzo, como consecuencia del azote de la COVID-19.

Para cumplir con el distanciamiento físico se buscaron alternativas de reubicación para 643 grupos de Primaria, 234 de Secundaria Básica y 154 de Preuniversitario. (Foto: Rosa Álvarez)
Para cumplir con el distanciamiento físico se buscaron alternativas de reubicación para 643 grupos de Primaria, 234 de Secundaria Básica y 154 de Preuniversitario. (Foto: Rosa Álvarez)

Según comentaba en su perfil de facebook la Dr. C. Rosa Álvarez Fundicheli, directora provincial de Educación, en medio de condiciones diferentes se hizo notar “la alegría de siempre” sin descuidar aspectos básicos que signaran tanto esta etapa como el nuevo período lectivo, previsto para iniciar en noviembre.

“Disciplina, responsabilidad, comprensión, apoyo de todos” son principios básicos para el éxito del curso, acotaba la directiva, quien en recorrido por varias escuelas constató el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias indicadas como de obligatorio cumplimiento.

Entre ellas figuran el uso del nasobuco, los pasos podálicos, los set de desinfección de manos, la pesquisa activa para detectar a personas con síntomas respiratorios, el distanciamiento físico en las aulas, la desinfección de objetos y superficies de uso común, entre otras.

Los alumnos portan sus propios set de higienización con nasobucos para el recambio, soluciones cloradas jabón, servilletas, entre otros útiles de rigor contra el virus SARS- CoV-2. (Foto: Rosa Álvarez)
Los alumnos portan sus propios set de higienización con nasobucos para el recambio, soluciones cloradas jabón, servilletas, entre otros útiles de rigor contra el virus SARS- CoV-2. (Foto: Rosa Álvarez)

El presente período de clases, que debe ponerle el punto final al curso académico 2019-2020 al finalizar el mes de octubre, está signado por adecuaciones curriculares y nuevas dinámicas en las evaluaciones.

Ello precisa de la familia, los estudiantes, los profesores y el personal de apoyo a la docencia más responsabilidad, rigor en el estudio y disciplina para que lo que hoy reinició bien mañana termine igual de favorable para todos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.