Ante Eta: ni confiarse, ni desmontar las medidas

Desde ayer a hoy 103 milimetros de agua en Chivirico. El río Guamá muestra una crecida como hace veinte años atrás.

El Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, encabezó este domingo una reunión del Órgano Económico-Social del Consejo de Defensa Nacional, donde se evaluaron los daños preliminares ocasionados por la tormenta tropical Eta, que penetró al país por el límite entre las provincias de Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, y que continuará provocando afectaciones a su paso por los mares al norte de la región central y occidental del archipiélago cubano.

Ante esa realidad, el Jefe de Estado indicó a las máximas autoridades provinciales mantener una estrecha vigilancia, no confiarse, ni desmontar las medidas tomadas. Luego, dijo, a medida que vayan mejorando las condiciones del tiempo en cada lugar, hay que empezar de inmediato la etapa de recuperación, sin esperar orientaciones, eso lo evalúa cada Consejo de Defensa Provincial, en coordinación con los organismos de la Administración Central del Estado.

En la reunión — dirigida por el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, y que tuvo por sede el Palacio de Revolución, enlazado a través de videoconferencia con todas las provincias — el Jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, general de división Ramón Pardo Guerra, informó que, según datos preliminares, se habían protegido alrededor de 74 mil personas, unas ocho mil en centros de evacuación.

Lo más significativo, afirmó, está relacionado con las precipitaciones, cuyos mayores acumulados estuvieron en las provincias de Granma, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila. Hasta el momento, comentó, no se reportan incidencias, ni afectaciones significativas en las viviendas.

Pardo Guerra convocó a la disciplina de nuestra población en estos momentos, “para no cometer imprudencias que puedan causar pérdidas de vidas, relacionadas con el acceso a las áreas inundadas y a los embalses, al estado de las redes eléctricas que pudieran estar afectadas, y a las viviendas con algún peligro de derrumbe”.

Desde Sancti Spíritus, su vicegobernador Frank Cañizares Rodríguez, precisó que se protegieron 19 mil 256 personas, fundamentalmente de la zona costera de la provincia. De esa cifra, 17 mil fueron hacia casa de familiares o amigos, y el resto a centros de evacuación.

Hasta el momento, aseveró, no existen reportes de daños en las viviendas. Las mayores afectaciones están en el servicio eléctrico a unos 31 mil clientes, no por caídas de postes u otros problemas, sino por circuitos que se dispararon a causa del mal tiempo.

En la provincia, se protegieron cuatro mil 500 cabezas de ganado, se cosecharon 113 toneladas de productos que corrían riesgos al estar en zonas bajas y se preservaron dos mil 040 toneladas de azúcar en almacenes.

La tormenta tropical Eta impactó sobre todo en el Sur del Jíbaro, con rachas de 74 kilómetros por horas e intensas precipitaciones. Cañizares Rodríguez confirmó que en esa zona se registraron 328 milímetros de lluvias, 219 solo en dos horas. Los embalses del territorio recibieron 43 millones de metros cúbicos de agua en las últimas 24 horas y la presa Zaza está al 62%, con 13 millones que le entraron en 12 horas.

En Ciego de Ávila se protegieron 21 mil 641 personas, cerca de dos mil en centros de evacuación. Según detalló el gobernador Tomás Alexis Martín Venegas, hasta la hora de la reunión se encontraban afectados 58 circuitos eléctricos, que significaban 119 mil 330 clientes sin electricidad. Además, Majagua, Florencia y otros poblados se mantenían incomunicados por el desbordamiento de ríos y cañadas.

Las afectaciones en las viviendas fueron pocas, aunque se siguen revisando. Por otro lado, detalló el Gobernador, no se contabilizan daños en la Cayerí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.