VI Pleno del Comité Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba, Prensa 2021

La prensa ante la guerra de cuarta generación que se ensaya contra Cuba

La prensa ante la guerra de cuarta generación que se ensaya contra Cuba fue el eje de los debates del VI Pleno del Comité Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba, celebrado este 29 de diciembre en el teatro del Ministerio de Comunicaciones, a través del sistema de teleconferencias de ese organismo.

La prensa ante la guerra de cuarta generación que se ensaya contra Cuba
La prensa ante la guerra de cuarta generación que se ensaya contra Cuba

Tras la proyección de un audiovisual, integrador de opiniones de periodistas y expertos acerca del tema, Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la Upec, expresó que el ataque permanente al sistema de prensa público de la Isla persigue el propósito de presentarlo como mediocre e incapacitado para responder a los intereses de la ciudadanía.

“También pretende desacreditar a figuras que, como parte de los medios públicos, están liderando estados de opinión y tienen autoridad ante las audiencias. Merece la pena, exhortó, hacer una reflexión colectiva al respecto.

En este sentido, Rosa Miriam Elizalde, vicepresidenta primera de la Upec, apuntó que existe un acuerdo del X Congreso de la organización que aún no se ha cumplido y que resulta vital concretar en este escenario de polarización y de guerra digital. Se trata de la “creación de un equipo legal que actúe en este panorama de acoso e intimidación contra nuestros profesionales, incluso ante los tribunales si hiciera falta”.

Elizalde refirió que en el cónclave realizado en julio de 2018 hubo consenso acerca de que el Código de Ética del gremio no bastaba: “realizar determinadas acciones depende mucho de la buena voluntad de los profesionales del sector.

“Ahora ya estamos viendo acciones criminales en la red. Desde el 2018 hasta este momento hemos observado la aceleración de una serie de procesos, practicados también contra el ámbito de la política”.

La vicepresidenta primera de la Upec comentó que intentan aplicar en Cuba la judicialización de la política, algo que han impuesto contra movimientos sociales y gobiernos de izquierda en otras naciones.

“Un discurso que los ideólogos de los hechos que hemos estado viviendo en los últimos tiempos han defendido, tratando de imponer una especie de brecha entre la Constitución del 2019, los derechos que allí se refrendan y los Decretos Leyes derivados de esa Constitución, como si fueran anticonstitucionales”.

La prensa ante la guerra de cuarta generación que se ensaya contra Cuba
La prensa ante la guerra de cuarta generación que se ensaya contra Cuba

Otros temas del contexto comunicacional actual ocuparon el debate del Pleno, como la relación entre el sistema de medios públicos y el sistema de instituciones públicas y su incidencia en la concreción del nuevo modelo de prensa pública para el socialismo en Cuba.

Respecto al tópico de las alianzas institucionales, Iramis Alonso, directora de la revista Juventud Técnica de la Casa Editora Abril, enfatizó en que las viejas prácticas lastran el desarrollo de un periodismo más ágil. “No se pueden lograr asociaciones proactivas cuando todavía varias instituciones deciden a qué medios invita a sus espacios de diálogo e información”

“Hasta que no se entienda este asunto de las fuentes, que sigue siendo la columna vertebral de un ejercicio transparente, bien hecho y profundo de nuestro periodismo, no vamos a avanzar en el ámbito de las alianzas. A pesar de todo lo que hemos adelantado, estas prácticas se repiten y extienden”.

Fredy Moros, presidente del Grupo Asesor de la UPEC, subrayó que los tiempos del periodismo nacional tienen que cambiar, adelantarse a los acontecimientos e imponer narrativas, y nunca permitir que el silencio sea la respuesta a los sucesos que impactan en la vida pública de la nación.

Con este criterio coincidieron Jorge Luis Delgado (presidente de la Upec en Ciego de Ávila), Roberto Carlos Delgado (director del periódico avileño Invasor) y Elsa Ramos (periodista de Radio Sancti Spíritus).

El director del periódico Invasor subrayó que también se han encontrado con decisores que no les dan información, pero han buscado otras alternativas y, de alguna manera han  tenido resultados. “Hay temas en los que nos hemos pasado medio año investigando. Otros, hemos tenido que esperar a que lo publique la página de la institución antes de ponerlo en el periódico. Gaviota, por ejemplo, no quiso dar una información sobre la relación entre cultura y turismo. Hay un problema de interpretación de la política de comunicación”.

Félix Témeres, presidente de la Upec en Pinar del Río, dijo que al margen de que la TV ha hecho un trabajo muy positivo en el cambio editorial al que estamos llamados, la retroalimentación que debe existir en los medios de prensa para el mejoramiento de nuestras agendas públicas es decisivo.

Hay medios locales que están haciendo trabajos muy interesantes sobre problemas de la población. Debe hacerse una inversión en sicólogos o sociólogos y otros especialistas que nos ayuden a investigar, a saber qué quieren realmente nuestras audiencias.

Estamos haciendo un periodismo sin una dirección establecida. En Guerrillero tenemos una sicóloga.

Con los profesionales que integran nuestros medios tenemos que conformar una idea más clara de cómo abordar los contenidos, cómo dosificarlos y no repetirnos.

Todas las delegaciones provinciales se conectaron al Pleno mediante videoconferencia. Foto: Heriberto González/Cubaperiodistas.Para José Alejandro Rodríguez, periodista de Juventud Rebelde, en ese constante llamado a llenar espacios arrebatados, a realizar el periodismo que se necesita y a que la profesión sea un contrapeso de la administración pública del país, hay que obviar la visión de que enjuiciar a las instituciones es enjuiciar a la Revolución.

“La Revolución es mucho más grande que las instituciones, existe per se y debe estar revolucionándose siempre”.

Las ideas se defienden en la complejidad, con la visión personal, dijo Pepe Alejandro, Premio Nacional de Periodismo José Martí. “Hay gente que está dispuesta a desarticular esta sociedad, pero también hay gente crítica a la que hay que escuchar. Estamos abocados a defender la unidad de este país desde la diversidad”.

Comentó además que no está de acuerdo con la clasificación de los medios en Cuba. “Es la regionalización del talento”. Y mencionó a periodistas de medios provinciales como ejemplos de buenas prácticas; entre ellos, los Premios nacionales José Martí Enrique Ojito (de Sancti Spíritus) y Aurelio Paz, (de Ciego de Ávila), el santiaguero Reinaldo Cedeño y Yasiel Rodríguez, de Radio Cabaniguán, emisora de Jobabo, Las Tunas, que todos los días refleja la vida de su pueblo.

“Protagonicemos los temas complejos, los difíciles. Ayudemos a los jóvenes periodistas a realizarse en sus aspiraciones”.

Cristina Escobar, del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, compartió su preocupación referente a cómo algunos eventos que llaman la atención de la opinión pública son enfrentados en las redes sociales, pues los actores que la promueven están activos allí.

“Pero entonces estas respuestas comunicacionales son obviadas en los medios tradicionales, en un país en el que todavía hay un universo de personas desconectadas de Internet. No podemos dividir la atención entre las plataformas tradicionales y los medios digitales.”

La periodista señaló asimismo que el mensaje audiovisual no puede basarse en que estamos produciendo mucho. “Así nos vamos a todo lo positivo de una realidad que en la calle es diferente. Perdemos energías y tiempo no yendo a los matices, cuando hay que ganar, sumar y comprender.

En cuanto a las alianzas entre las instituciones y la prensa pública señaló que es una idea maravillosa que no se cumple. “Nosotros necesitamos de las instituciones, pero las instituciones también necesitan de los periodistas. Las instituciones deben comprender que los periodistas sí sabemos lo que estamos haciendo y deben respetarnos”.

Escobar también llamó a plantearse cuáles serían las iniciativas a desarrollar para que los jóvenes recién graduados de las facultades de la especialidad en el país se sientan estimulados a participar en la gran aventura que es hacer periodismo desde los medios públicos.

Roger Ricardo, docente de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, opinó al respecto que los medios tienen que apegarse cada vez más a esa agenda pública que a veces se vuelve muy etérea, a partir de ahí enfocar los problemas que tiene el país y cómo esos problemas influyen en la realidad de las personas.

Añadió que el grillete que arrastra el periodismo cubano es la falta de dialogo. “Hay que entender la comunicación y el ejercicio del periodismo de abajo a arriba, y luego al revés”.

A lo largo de los años hemos hecho una comunicación muy intuitiva, indicó Ronquillo. “En el mundo moderno se trabaja con herramientas que orientan al consejo de redacción y de información cuáles son las líneas temáticas fundamentales que hay que tratar.

No basta con tener un observatorio que semanalmente presenta un análisis a los directores de los medios. No siempre este es útil a escala territorial, porque no siempre coincide con las corrientes de opinión. Hay que hacer un esfuerzo entre los medios para tratar de crear equipos que hagan seguimientos a las opiniones y comportamientos de las audiencias”.

Sobre el trabajo de la Upec este año, Rosa Miriam Elizalde resaltó que se ha caracterizado por “el reto de conectarnos con todas las provincias y las redacciones en tiempos de COVID” y que las nuevas tecnologías hicieron posible el Festival virtual de la prensa con la participación de 42 redacciones y más de 90 proyectos de todo el país. “Hemos visto el enorme compromiso y el enorme talento desde una emisora municipal hasta las redacciones nacionales. Hemos visto centros como la Editora Abril, premiada en el último Festival.

“En los talleres de innovación el discurso estuvo centrado en lo que está pasando con los públicos, en cómo piensan los jóvenes, en cómo llegar al público. Hay que convertir cada Casa de la Prensa en un aula virtual para no limitar los diálogos profesionales. En el Instituto de Periodismo se abrirán nuevos cursos de educación a distancia. Los grandes tanques pensantes norteamericanos ya han estudiado cómo llegar a una audiencia fragmentada”.

Enrique Villuendas, funcionario del Departamento Ideológico del Comité Central (CC) del Partido Comunista de Cuba (PCC) destacó el esfuerzo del Gobierno porque la Comunicación sea, de manera efectiva, uno de sus pilares de actuación, y explicó que ello se ha visto reflejado en la socialización recurrente de las políticas públicas adoptadas y en la transparencia informativa que ha acompañado el manejo de la COVID- 19 en la Isla.

En las conclusiones del encuentro, Víctor Gaute, jefe del Departamento Ideológico del CC del PCC, apuntó que, en este duro año, la prensa cubana ha demostrado su talento y capacidad, su sentido de pertenencia a la obra de la Revolución y su vocación humanista.

“Ha sido un aprendizaje para todos ver cuántas potencialidades hay en nuestros medios de prensa, el poder de los jóvenes para expresar sus criterios, junto a la experiencia de los que tiene n más años. No hay un solo medio que haya dejado de trabajar un solo día, aun en medio de la pandemia”.

Agregó que, si un solo periodista tuviera una inquietud de cómo hacer mejor su trabajo, tiene que encontrar en la Upec el espacio para ser atendido. “Y eso tiene que funcionar en cada territorio”.

UPEC: Diálogo sí, chantaje jamás
UPEC: Diálogo sí, chantaje jamás

Al finalizar la reunión, Ricardo Ronquillo, a nombre de la organización, entregó un reconocimiento al periodista Lázaro Manuel Alonso y al conductor Humberto López, por la dignidad con que se han defendido ante los intentos de lapidación que han sufrido en las redes, a partir de los trabajos informativos realizados por ellos para la Televisión Cubana.

Unión de Periodistas de Cuba: UPEC
Unión de Periodistas de Cuba: UPEC

Yoandry Avila

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.