Pablo Armando Fernández, lo cardinal perdura

Pablo Armando ha muerto, pero no el poeta.
Pablo Armando ha muerto, pero no el poeta.
Pablo Armando ha muerto, pero no el poeta.

Pablo Armando Fernánde- El Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República expresó en Twitter sus condolencias a la familia del distinguido intelectual «nacido en Delicias, crecido en Nueva York y cubano en todas partes. Amó tanto a Cuba y a los suyos que los cobijó en sus versos», escribió Díaz-Canel.

Pablo Armando ha muerto, pero no el poeta. Tampoco el intelectual completo, que no por azar fue Maestro de Juventudes, ejemplo para sus contemporáneos y para los jóvenes de todos los tiempos. Se ha ido apenas el cuerpo. Lo cardinal perdura.

Muere uno de los escritores más queridos en Cuba, Pablo Armando Fernández

Pablo Armando ha muerto, pero no el poeta.
Pablo Armando ha muerto, pero no el poeta.

Los poetas respiran en sus versos; los novelistas, en sus personajes; los hombres de pensamiento, en el pensamiento de los que lo han conocido. El autor de Los niños se despiden no fue ni será un desconocido. Publicado en unos 40 países y traductor él mismo, Pablo Armando fue un trabajador incansable no solo en sus múltiples misiones, sino también a la hora de crear.

Creyó en Fidel y en la Revolución desde que sus primeros rayos mostraron su llegada, y a la imprescindible obra cultural que de ella nacería entregó sus mejores fuerzas. Admiró y respetó al líder y mereció su confianza. Vivió sin disfraces morales y fue hermosa su existencia.

En paneles destinados a honrar a otros grandes, brilló la palabra generosa de Pablo Armando, también testigo de otras proezas. En escenarios del patio y del mundo regaló poemas y conocimientos, atomizando la riqueza de su espíritu.

Mucho podrían decir en esta hora, sobre Pablo Armando Fernández, intelectuales nuestros que ya han partido: Roberto Fernández Retamar, Fayad Jamís, Jaime Sarusky, Luis Marré o César López, por solo citar algunos, dada la cercanía entre ellos y la postura común en defensa de la cultura cubana.

Muere uno de los escritores más queridos en Cuba, Pablo Armando Fernández
Muere uno de los escritores más queridos en Cuba, Pablo Armando Fernández

En el inevitable reencuentro de las almas, Pablo Armando les dirá lo que siempre supieron aquellos, también fieles, también consagrados y tremendos. La salud de la cultura cubana es inocultable y hoy más que nunca defiende sus raíces. La cultura, que es el rostro de la Patria, sigue apostando por la firmeza y la legitimidad amparada por maestros como ellos, que no mueren. Tan solo se convierten en leyendas.

Autor: Madeleine Sautié | madeleine@granma.cu

Informaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.