26 de Julio 1960: Más de un millón de cubanos en la Sierra Maestra con Fidel

26 de Julio 1960: Más de un millón de cubanos en la Sierra Maestra con Fidel

Por: Delfín Xiqués Cutiño*
En el poblado de Las Mercedes, en las estribaciones de la Sierra Maestra, se conmemoró en 1960 el séptimo aniversario de los asaltos a los cuarteles Moncada en Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo, el 26 de Julio de 1953, al que asistieron más de un millón de personas. (Granma)

Para trasladar de occidente a la provincia oriental  cerca de 500,000 compatriotas  con la consigna revolucionaria de: A la Sierra con Fidel el 26 de Julio, fue necesario el intenso y organizado trabajo de los integrantes de la Comisión de Organización VII Aniversario que representaban a la Central de Trabajadores de Cuba; al Movimiento 26 de Julio;  a la Federación de Mujeres Cubanas; y a las Milicias Nacionales Revolucionarias, entre otras organizaciones.

El pueblo aceptó el reto de la gigantesca movilización revolucionaria con entusiasmo, pues tendrían la oportunidad de conocer uno de los lugares históricos de la Sierra Maestra, Las Mercedes, donde el Ejército Rebelde alcanzó la victoria en una heroica batalla que duró siete días contra un enemigo, muy superior en hombres y en armas.

La Comisión de Organización VII Aniversario creó, a su vez, las subcomisiones de Transporte, Alimentación, Alojamiento, Prevención y Auxilio, y Orientación. Cada una de estas comisiones era la encargada de organizar y solucionar los problemas que se presentaran.

Por iniciativa del pueblo la Comisión acordó recoger víveres y dinero para que el Estado solo no tuviera que hacerle frente a los cuantiosos gastos que ocasionaría la movilización.

ORIENTACIONES DE LA COMISION

A partir del 15 de julio se recibirán las inscripciones para solicitar el transporte a Las Mercedes. Se habilitarán mesas en céntricos puntos de La Habana, así como en otras provincias.

Los obreros lo harán por sus sindicatos. Si tiene auto puede llevarlo y transportar a otros

A partir del 20 de julio se entregarán las tarjetas para poder utilizarlas en  los distintos medios de transporte. Trenes, camiones, ómnibus o rastras.

Los transportes saldrán de La Habana los días 22, 23 y 24, de los lugares y a la hora en que le sean asignados.

Las milicias velarán por la seguridad en las vías. Se habilitarán grúas y talleres móviles para reparar las roturas  que se produzcan.

OPERACIÓN FACTURA

Desde el 13 de julio se habilitaron mesas en zonas céntricas de La Habana para la recolección de víveres, principalmente en conserva, enlatados, para distribuirlos a los movilizados que no puedan regresar al terminar la concentración por falta de transporte. Varios camiones recorrerán la capital y sus municipios limítrofes para facilitar que el pueblo pueda entregar sus donaciones

BONOS DEL SÈPTIMO ANIVERSARIO

Se pusieron a la venta bonos por valor de $1, $2, $3, $5 y $10 pesos. “La organización de este evento requiere grandes gastos, que no deben recaer sobre el Estado, sino que han de ser absorbidos por las propias masas revolucionarias”   

EFECTOS  PERSONALES

Llevar mochila, hamaca o catre. Cantimplora, artículos de aseo personal. Sombrero de yarey  y por lo menos una muda de ropa. Alimentos para el viaje y la estancia.  

Una caravana con más de 500 camiones con obreros azucareros salió el 22 de Guanajay con trabajadores de los centrales Merceditas, Pilar, San Ramón, Orozco, Niágara, San Cristóbal, Bahía Honda, Andorra y La Francia, de Pinar del Río; recogerá en Madruga trabajadores agrícolas e industriales de los centrales de La Habana y en Colón a los de Matanzas.

La caravana hará un alto en Sancti Spiritus, para recibir a los trabajadores azucareros de Las Villas y en Guáimaro, se les incorporarán los de la provincia de Camaguey.   

El 24 de julio la ciudad de Santiago de Cuba estaba repleta de visitantes y continuaban arribando las caravanas. Llegar a Las Mercedes resultaba difícil porque las carreteras o caminos estaban abarrotados de vehículos de todo tipo que transportaban a los entusiastas movilizados.

EL ACTO EN LAS MERCEDES

Mientras tanto en Las Mercedes a pesar de las fuertes lluvias que estaban cayendo allí el día 25, en El Caney y en sus alrededores, centenares de miles de personas estaban acampadas esperando por el inicio de los festejos.

El martes 26 de julio amaneció soleado. Una inmensa multitud se concentraba disciplinadamente frente a la improvisada tribuna. Para los invitados extranjeros era impresionante escuchar las voces de más de un millón de personas que portando  carteles con consignas revolucionarias, repetían una y otra vez: ¡Venceremos!, ¡Patria o Muerte!, ¡Cuba Sí, yanquis no!

Al medio día se inició el acto con un desfile de abanderados, de jóvenes obreros, y la gigantesca “Bandera Humana”, formada por mujeres vestidas con los colores de nuestra enseña nacional.

También desfilaron los niños de la Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos; las Milicias Campesinas, las Obreras y las Femeninas. Y un grupo de paracaidistas se lanzaron al espacio, en un emociónate espectáculo.

Desfilaron además, oficiales del Ejército Rebelde que reciben adiestramiento en la escuela de las FAR en Minas de Frío y mil setecientos Maestros Voluntarios, seguidos por un grupo de campesinos que mostraban al público sus títulos de propiedad de la tierra a quienes el INRA les había entregado.

Resultó muy ovacionado por el público un joven que portaba una antorcha olímpica que trasladó desde el poblado de Pica Pica, en Pinar del Río, y que fue escoltado por otros jóvenes en su recorrido por poblados  y ciudades  hasta Las Mercedes.

Cerró el desfile,  que duró aproximadamente cinco horas, una inmensa caballería campesina que con sus machetes en alto gritaba consignas revolucionarias.

Entonces ocupó la tribuna Ciro Rodríguez, alumno de la Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos, quien dijo unas breves  palabras,  y luego Fidel resumió la gigantesca concentración.

Ciro Rodríguez,  entre otras cosas dijo: “…todos los alumnos de esta Ciudad Escolar estamos orgullosos, porque se ha hecho para aquellos veinte mil que cayeron en la Revolución. Son veinte mil alumnos que vienen a estudiar  y que venimos a recuperar a aquellos veinte mil muertos de la Revolución…”,  al terminar sus palabras, el estudiante campesino fue ovacionado durante varios minutos por la multitud.

El Ejército Rebelde libró allí durante siete días, en julio de 1958,  una desigual batalla contra el Batallón 17 del ejército de la tiranía batistana que contaba con el respaldo de aviones que bombardeaban el lugar, tanques, numerosas armas pesadas y  en julio de 1958, se celebró el acto central conmemorativo por los asaltos a los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo.

Fuentes:

Periódico Hoy, Julio 1960

Periódico Revolución, Julio 1960

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *