APK para acercar el «agro» a la casa

Asimilan orientales aplicación Mercazona, para acercar la agricultura a la casa

CMKC, Radio Revolución.- Indiscutiblemente, el comercio electrónico en Cuba llegó para quedarse, aun cuando el servicio no ha estado exento de errores y dificultades.

Las tiendas online han puesto en evidencia lo útil que es desarrollar sistemas informáticos en función de acercar alimentos y artículos a la población, desde las posibilidades que brinda internet, y también como expresión del proceso de informatización de la sociedad cubana.

Una muestra de lo que puede hacerse, a partir de iniciativas locales, es la aplicación Mercazona, la cual permite realizar compras en línea de productos agrícolas en la provincia de Las Tunas, ofreciendo así la posibilidad a los lugareños de recibir en sus domicilios viandas, frutas, vegetales, condimentos y mermeladas, habitualmente ofertados por Mercasa, un agromercado no estatal del territorio.

Alejandro Pérez Perera, estudiante de sexto año de Medicina y líder del proyecto, refirió a Granma que la idea surgió a partir de la necesidad de darle solución a un problema bastante común entre los trabajadores y estudiantes cubanos: conjugar las responsabilidades diarias y el tiempo disponible durante la jornada para visitar los mercados y adquirir determinados productos alimenticios.

«Además, nos percatamos que son muchas las personas de la tercera edad que visitan los establecimientos del comercio y, en ocasiones, les supone un gran esfuerzo desplazarse o, incluso, cargar las compras, y en una población envejecida como la nuestra, esta es una realidad que cada vez se va a acentuar más», afirmó.

Agregó que, al formar parte de una generación que creció familiarizada con las nuevas tecnologías, «me surgió entonces la idea de darle respuesta a esta situación, a través de una aplicación móvil. Fue secundada por un grupo de amigos, entre ellos diseñadores, programadores e informáticos, y juntos creamos Mercazona, que funciona similar a una tienda o mercado, pero online», comentó.

¿CÓMO FUNCIONA?

«Luego de que el usuario se registra en el sistema e ingresa a la aplicación, puede ver todos los productos disponibles, con su foto, descripción y precio. Así va seleccionando lo que desea adquirir y lo añade a su “carrito de compras”, en el cual puede comprobar el importe de cada producto por separado y el precio total», puntualizó.

De ahí, explicó, pasas a la siguiente pantalla, donde defines la dirección del beneficiario y la hora en que deseas se entregue el pedido. Si todos los datos son correctos, confirmas tu pedido y puedes seguir el estado de la orden, desde el momento en que se aprueba, se prepara y se envía, además de conocer la identidad del repartidor que te llevará la compra, aseguró.

Acerca de la tarifa del servicio a domicilio, Pérez Perera detalló que está en dependencia de la distancia entre el punto de venta Mercasa, que es el proveedor de los productos que se comercializan en la App, y la casa del cliente.

En cuanto al transporte, dijo, los encargados de hacer las entregas son mensajeros en bicicletas, quienes cumplen los estándares de protección e higiene. «Todos tienen sus nasobucos, los cuales se cambian varias veces al día, utilizan guantes para manejar las compras y hacer las entregas, cuentan con recipientes con hipoclorito para lavarse las manos, y las ruedas de las bicicletas son rociadas con la solución al entrar al lugar, donde recogen los envíos», enfatizó.

Las personas encargadas de preparar los pedidos y empacar los productos también siguen todas estas medidas sanitarias, aseveró.

Actualmente, Mercazona está solamente disponible en el municipio cabecera, Las Tunas, pero según Alejandro Pérez Perera, la intención es ampliar su alcance, primeramente dentro de los otros municipios de la provincia, y luego, al resto del país.

Por estos días trabajan en una nueva versión de la aplicación, que traerá como novedades un diseño más atractivo e intuitivo. «Dentro de las sugerencias está la posibilidad de que el usuario agregue una nota con aclaración al pedido e incluiremos otros proveedores de productos como dulces, pizzas y comidas ya elaboradas», expresó.

Para estas gestiones, precisó, han tenido que detener el servicio por unos días para ultimar los detalles.

Hasta la fecha contamos con 5 376 usuarios registrados en la aplicación, y esperamos que este número se incremente mucho más con las nuevas ofertas, indicó.

Aunque, por ahora, el método de pago es el efectivo, que se cobra durante la entrega de la compra en el domicilio del cliente, el grupo de desarrollo de Mercazona trabaja también por integrar esta App a las plataformas de pago electrónico que existen en el país. En una primera instancia, será a través de EnZona, y después tratará de incluir también a Transfermóvil.

Los usuarios pueden encontrar esta aplicación a través del enlace http://mercazona.com o en el repositorio Apklis.

ACOMPAÑAMIENTO NECESARIO

Aunque la idea y el desarrollo de Mercazona surgió por iniciativa de un grupo de jóvenes, algunos de ellos informáticos y con licencia como programadores de equipos de cómputo, han tenido en todo momento el acompañamiento y guía de la Unión de Informáticos de Cuba (uic), como afiliados a una organización que defiende la participación de los trabajadores no estatales en proyectos de impacto social, sostiene María Esther Alfonso Suárez, vicepresidenta primera de la uic.

«Tales sinergias han permitido brindar asesoría legal y encauzar estrategias en el propósito de que esta aplicación pueda seguir creciendo y extender su uso a nivel nacional, un objetivo al cual no renunciamos.

«Es cierto que todavía quedan muchos retos pendientes, y no solo desde la optimización de la App, sino también en función de integrar los procesos y sus actores. Cada vez nos movemos más en un escenario digital y resulta imprescindible la adaptación de los proveedores de los productos y alimentos a esta realidad», significó.

En tal sentido, hay que avanzar más en el estilo de venta y gestión de inventarios que imponen las nuevas formas de comercialización, para así garantizar que los productos que se ofrezcan a través de esta aplicación, o cualquier otra similar, estén disponibles y esos datos se actualicen constantemente, consideró.

El comercio electrónico en Cuba ya es una realidad, y a medida que se implemente a gran escala, veremos todos los beneficios que aporta, tanto al proveedor como al cliente, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.