Denuncia canciller que gobierno estadounidense financia desestabilización en Cuba

La CIA y las redes ilegales de comunicación para la subversión en Cuba
La CIA y las redes ilegales de comunicación para la subversión en Cuba
Denuncia canciller que gobierno estadounidense financia desestabilización en Cuba

canciller cubano- «El gobierno de Estados Unidos destina millones de dólares a promover campañas de desestabilización en Cuba«, denunció hoy el ministro de Relaciones Exteriores de la nación antillana, Bruno Rodríguez Parrilla.

Mediante la red social Twitter, el canciller afirmó que fuertes sumas de dinero de los contribuyentes estadounidenses se utilizan para financiar supuestas Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que no hacen más que interferir en los asuntos de un Estado soberano.

canciller cubano- “El gobierno federal destina, sin consentimiento del pueblo estadounidense, millones de dólares de los contribuyentes para financiar «ONGs» destinadas a interferir en los asuntos d un Estado soberano y promover campañas de desestabilización contra #Cuba”, escribió el jefe de la diplomacia en la Isla.

Cuba critica debate convocado en Parlamento Europeo para agredirla

El canciller cubano Rodríguez Parrilla compartió además un informe del proyecto Cuba Money Proyect, según el cual algunas ONG radicadas en Estados Unidos, que dependen de varias fuentes de financiación del gobierno, comparten capital entre sí y envían dinero a cientos de activistas cubanos, como parte de una extensa campaña.

La referida investigación se basa en extractos de documentos fiscales y de auditoría presentados por estas organizaciones, que incluyen cifras específicas de sus ingresos y gastos.

Por ejemplo, una auditoría de febrero de 2021 del Directorio Democrático Cubano muestra que esa ONG con sede en Miami gastó 1 050 270 dólares en programación de radio, ayuda humanitaria, actividades cívicas y otros programas en 2019.

Cuba Money Proyect precisa que el Directorio recibió 644 936 dólares de la Fundación Nacional para la Democracia (NED), a través del Departamento de Estado; 188 323 del Grupo de Apoyo a la Democracia, mediante la USAID; 111 637 del Instituto Republicano Internacional, por vía de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional; y finalmente, 104 343 en donaciones.

Por otra parte, un formulario de impuestos de 2019 muestra que el Centro por una Cuba Libre, otra ONG, recibió 1 450 727 dólares en apoyo público para el período de cinco años que finalizó en 2019, lo cual incluyó 1187 749 dólares en subvenciones del gobierno y 262 978 en contribuciones no reveladas.

Recientemente, el canciller cubano reveló otras cifras proporcionadas por Cuba Money Proyect, que apuntan a una financiación para este año de 20 millones con el fin de impulsar supuestos programas de democracia dirigidos a la mayor de las Antillas.

Johana Tablada, Subdirectora General de Estados Unidos del Minrex rechaza injerencia contra Cuba (+ VIDEO)

La CIA y las redes ilegales de comunicación para la subversión en Cuba
Denuncia canciller que gobierno estadounidense financia desestabilización en Cuba

Dicho monto, indicó, no incluye los 810 396 000 dólares solicitados con destino a la Agencia de los Estados Unidos para Medios Globales (USAGM), que supervisa a la Oficina de Radiodifusión de Cuba (OCB).

La ruta del dinero de la guerra no convencional de Estados Unidos contra Cuba

La Fundación Nacional para la Democracia (NED, por su sigla en inglés) ha dado millones de dólares a organismos, instituciones y medios de prensa que buscan subvertir el orden en la Isla caribeña.

Durante la administración del expresidente estadounidense Donald Trump (2017-2021) no solo se aplicaron más de 200 medidas y sanciones contra Cuba, sino que también se incrementaron las acciones subversivas, con el objetivo de imponer la política hegemónica estadounidense.

Verdad de Cuba llega al mundo, apesar del bloqueo en las redes sociales. CMKC, Radio Revolución.
Verdad de Cuba llega al mundo, apesar del bloqueo en las redes sociales. CMKC, Radio Revolución.

Canciller cubano rechaza calumnias de EE.UU. sobre cooperación contra el terrorismo (+Video)

Basta dar un vistazo a la página web de la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por su sigla en inglés) para darnos cuenta de cuántos dólares recibieron –solo en 2020- organismos, instituciones y medios de prensa que buscan subvertir el orden en la Isla caribeña. Contra Cuba, la NED, junto a la Usaid, han servido de fachada para las acciones de la CIA, y de canal para los fondos que financian a la contrarrevolución.

Mentiras, palabras soeces y cosas sin importancia (+Video)

La NED es una organización que por su denominación se considera no gubernamental; sin embargo, las más de 1 600 subvenciones que otorga cada año supuestamente «para apoyar los proyectos de grupos no gubernamentales en el extranjero, que trabajan por objetivos democráticos en más de 90 países», salen de los fondos del gobierno de Estados Unidos. Definitivamente, muy cuestionable la categoría de no gubernamental.

Entre las entidades a las que la NED subvencionó el año pasado, está el Centro Latinoamericano para la No Violencia, radicado en Estados Unidos, que recibió más de 48 590 dólares para difundir el accionar de una supuesta Coalición de Trabajadores Autónomos de Cuba.

Revelan acciones de subversión contra Cuba
Revelan acciones de subversión contra Cuba

Reporteros sin fronteras, pero con dueños

También se encuentra Investigación e Innovación Factual A.C., radicada en México y receptora de 74 000 dólares, dirigidos a seleccionar, capacitar, asesorar y entrenar a «periodistas independientes cubanos».

Cubalex, «una asociación sin fines de lucro, que a través de la ley nacional e internacional (supuestamente) defiende y promueve los derechos humanos», recibió 150 000 por documentar y denunciar falsas violaciones de derechos humanos en Cuba.

Unos 110 000 le tocaron a la Fundación Cartel Urbano para que «empoderara» a los artistas cubanos y «creara conciencia sobre el papel que tienen los representantes del hip-hop en el fortalecimiento de la democracia en la región». Entre las cifras más altas, se encuentra la recibida por el Instituto Nacional Demócrata para Asuntos Internacionales, que asciende a 500 000.

La lista de instituciones es muy extensa y con objetivos muy claros, como fomentar el pensamiento y la escritura «independientes» en Cuba; monitorear y sensibilizar internacionalmente sobre «la situación» de los derechos humanos en la nación cubana; brindar apoyo legal y financiero a periodistas y blogueros «independientes»; apoyar las actividades cívicas realizadas por activistas de la «sociedad civil» cubana; proporcionar, a los «defensores de derechos humanos», equipo técnico para documentar la vida en Cuba y transmitir información a organizaciones y actores externos; crear conciencia sobre la «represión» dirigida a escritores, artistas y músicos «independientes», a través de campañas en línea, entre muchas otras acciones, hasta llegar a cifras millonarias.

Todo esto está muy a tono con lo que anunció, el 3 de marzo, el Secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, quien aseguró, en su primer gran discurso desde que asumió el cargo, que la Administración Biden buscará cambiar el rumbo de las «costosas intervenciones militares» y de las políticas destinadas a un cambio de régimen en otros países. Nada, que ahora su santo y seña será la Guerra No Convencional, por la que sufrimos los cubanos hace ya varias décadas.

Después de la Segunda Guerra Mundial, los responsables políticos estadounidenses recurrieron a medios encubiertos, enviando en secreto asesores, equipos y fondos para apoyar a los periódicos y partidos de los países a los que les interesara.

Cuando se reveló, a finales de la década de 1960, que recibían financiación encubierta de la CIA, la administración de Lyndon B. Johnson concluyó que dicha financiación debería cesar, recomendando el establecimiento de «un mecanismo público-privado» para financiar abiertamente las actividades en el extranjero. Y en 1983, nació la Fundación para la Democracia (NED).

Si revisamos la página web de esta organización, notaremos que los países a los hoy llegan sus subvenciones resultan de importancia geoestratégica para Estados Unidos o se encuentran inmersos en algún proceso social, político o económico importante.

Incluso, ellos mismos admiten que, «de vez en cuando, el Congreso ha proporcionado créditos especiales al Fondo, para llevar a cabo iniciativas democráticas específicas en países de especial interés, incluidos Polonia, Chile, Nicaragua, Europa del Este, Sudáfrica, Birmania, China, Tíbet, Corea del Norte y los Balcanes… Se han otorgado fondos especiales para países con poblaciones musulmanas sustanciales en el Medio Oriente, África y Asia».

El bloguero y escritor estadounidense Max Blumenthal ha publicado que «La NED (National Endowment Democracy, en español, Fundación Nacional para la Democracia) es un agente líder del poder blando de Estados Unidos que se ha metido en asuntos de otros países desde su fundación en el apogeo de la Guerra Fría en 1983 (…)». En uno de sus artículos cita a Allen Weinstein, fundador de la NED, en 1991: «Mucho de lo que hacemos hoy fue hecho ­encubiertamente hace 25 años por la CIA».

La CIA y las redes ilegales de comunicación para la subversión en Cuba
La CIA y las redes ilegales de comunicación para la subversión en Cuba
Informaciones relacionadas

Autor: Milagros Pichardo | internacionales@granma.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.