Canciller cubano rechaza declaraciones de funcionario de EEUU sobre Cuba

Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla. Miembro del Buró Político

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, rechazó este lunes las declaraciones del asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, sobre temas internos del país caribeño.

En un mensaje publicado en Twitter, el titular de la diplomacia cubana aseguró que el funcionario Estados Unidos carece de autoridad y moral para hablar sobre la política interna de La Habana.

«Su gobierno ha destinado cientos de millones de dólares para la subversión en nuestro país e impone un bloqueo genocida, principal responsable de carencias económicas», escribió Rodríguez.

Sullivan expresó el apoyo de su país a «la libertad de expresión y reunión en Cuba» a propósito de los intentos de desestabilización ocurridos la víspera, que generaron el rechazo de amplios sectores sociales.

Cuba agradece y cuenta con la solidaridad internacional para enfrentar la COVID-19

El funcionario condenó «enérgicamente cualquier violencia o ataque contra manifestantes pacíficos que ejercen sus derechos universales», añadió en la plataforma de microblogueo.

Sin embargo, autoridades locales rechazaron estas acciones para generar caos en el actual escenario agudizado por el bloqueo de la nación norteña y un rebrote de la COVID-19.

El presidente Miguel Díaz-Canel aseguró que quienes buscan un estallido social no quieren un bien de salud para Cuba y cuestionó su apoyo al cerco económico de Washington en el contexto de la pandemia.

Sus principios, por el contrario, se basan en el modelo neoliberal, la privatización de servicios médicos y de educación, dijo el jefe de Estado en comparecencia televisiva.

Presidente cubano e integrantes de su equipo de gobierno comparecen en cadena nacional

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, recordó que en el 2019, cuando comenzó el recrudecimiento de las medidas restrictivas que aplicó la administración Trump y se aplicó el Título III de la Ley Helms-Burton, se explicó a la población que Cuba entraría en un período difícil con dificultades y carencias económicas, que pasaba también por adquirir a tiempo los combustibles necesarios para la marcha de la economía nacional. 

En ese momento, continuó, se enfiló la política de sanciones con el objetivo de que no entrara ningún combustible al país. Ante esto, el gobierno cubano decidió proteger la generación eléctrica destinada a la población, incluso a costa de tener que ralentizar o disminuir la actividad económica del país.

“Durante más de un año y medio hemos estado sin apagones excepto los que se produjeron por averías de los sistemas de distribución de los sistemas electroenergéticos. Es ahora cuando entramos en un déficit de generación por roturas de las plantas de generación”.

“Hubo quienes me dijeron: ´es un milagro que no hayamos tenido apagones en estas condiciones´, y yo siempre explicaba:´no, no es un milagro, un milagro es dejarlo a la voluntad divina, sino que tiene que ver con el esfuerzo, inteligencia y voluntad política con la que se ha ido trabajando de defender la generación para la población y causar la menor cantidad de afectaciones posibles´”.

El presidente abundó que son procesos que hemos tenido que enfrentar y vencer, ante una política de asfixia económica para provocar estallidos sociales en el país, y consideró que los problemas que tenemos hoy tienen que ver con sus efectos acumulativos.

Al referirse a los problemas en el acceso a los combustibles, el mandatario dijo que el país no siempre ha podido tener a tiempo todos los combustibles necesarios y explicó que el sistema electroenergético nacional dispone de una generación térmica que trabaja con crudo cubano y otra base de generación distribuida —que apoya los mayores picos de demanda—, que funciona con diferentes tipos de combustibles. “Cuando no se tiene los surtidos de combustibles de manera oportuna, sobrecargas la generación en alguna de esas plantas”.

Por tanto, “muchas veces los grupos electrógenos que están previstos para trabajar con una determinada cantidad de horas-días han estado trabajando casi todo el día, acompañando a la generación térmica, lo cual provoca desgaste y las horas de operación, junto con los mantenimientos que hay que ejecutar, se consumen más rápido por lo que quedan menos días para poder tener en vitalidad los sistemas. Esta situación ha causado un grupo de problemas”, dijo.

“Esa acción de sobrecarga en algunas de estas tecnologías, la carencia de piezas de repuesto y los financiamientos que no hemos podido recibir, debido a la política cruel y agresiva del bloqueo económico recrudecido y la persecución financiera y  energética sostenida, que mantiene la actual administración del gobierno de los EE.UU., ha provocado que no tengamos el financiamiento para cumplir los ciclos de mantenimiento, para poder reparar y tener las piezas de repuesto”. 

El presidente señaló que al acercarse el verano, por lo que esta época del año significa para la familia cubana y en la vida de nuestro pueblo, se decidió hacer con los pocos recursos disponibles determinados niveles de mantenimiento en estas plantas. 

“Cómo no no teníamos capacidad por todas estas razones de cobertura, sacar una planta o una tecnología determinada a mantenimiento o a algún tipo de reparación, resulta perder capacidad de generación y aumenta la demanda de generación en el pico y por eso hemos tenido que ir a apagones”, explicó. 

Añadió que los actuales apagones también tienen que ver con la realidad de la covid-19, y recordó que en la misma medida en que han crecido los casos de covid-19, además de disponer de instalaciones del sistema de salud y hospitalarias, se han abierto centros de aislamiento e ingreso en otros lugares, como escuelas, y hoteles habilitados como hospitales. 

“En las condiciones actuales, para provocar la menor cantidad de molestias en la atención a los pacientes de covid hemos tenido que proteger más circuitos. Se han protegido más circuitos de los que teníamos previstos, por lo tanto quedan más circuitos sin poder ser apagados”, destacó el mandatario cubano. Además agregó que si a esto se le adiciona otras fallas y roturas cómo pasó en estos días se acrecienta el número de apagones. “Esto causa insatisfacciones en la población ”, reconoció Díaz Canel. 

El mandatario cubano dijo que la población puede tener la seguridad de que el gobierno cubano quiere causar la menor afectación posible. “Nosotros no apagamos para molestar a la población, eso no está en nuestros conceptos ni en nuestros compromisos, al contrario la lucha todos los días es para evitar que pasen estas cosas”

Falta el financiamiento para poder hacer estos trabajos con efectividad, aunque en medio de todas circunstancias se han realizado nuevas inversiones. En los próximos días, -informó- debe concluir una de las reparaciones capitales en una unidad de Feltón. Estamos haciendo una inversión con financiamiento de la Federación Rusa en el Mariel.

El país sigue trabajando en los parques eólicos y fotovoltaicos, porque existe todo un programa de inversiones energéticas.

“Cualquier señalamiento que haga la población, cualquier inquietud o queja en este tema la podemos analizar. Se pueden expresar las opiniones por las vías y canales que tenemos, siempre respetando el orden del país y respetando la tranquilidad ciudadana y con un comportamiento comprometido” puntualizó. 

Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez
Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez

¡En Santiago a la Revolución siempre le esperará la victoria! ¡Y que nadie se equivoque!

Aunque se ven algunas perspectivas de mejoría -dijo- tenemos que planear dos caminos que confluyen. Por una parte, ahorrar con responsabilidad, tanto en el sector residencial como en el estatal. Por otra parte, el personal de la UNE, en el menor tiempo posible, debe cumplir con estos programas de mantenimiento y reparación de las unidades que han estado fuera de servicio en estos tiempos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.