Banco holandés bloquea donaciones a delegación que viajará a Cuba para apoyar el libre acceso a vacunas contra la covid-19

Banco holandés bloquea donaciones a delegación que viajará a Cuba para apoyar el libre acceso a vacunas contra la covid-19
Banco holandés bloquea donaciones a delegación que viajará a Cuba para apoyar el libre acceso a vacunas contra la covid-19
Banco holandés bloquea donaciones a delegación que viajará a Cuba para apoyar el libre acceso a vacunas contra la covid-19

El banco holandés ING bloqueó las donaciones a una delegación de la Internacional Progresista que viajará a La Habana para apoyar el libre acceso a las vacunas contra la covid-19 promovido por Cuba, transcendió este miércoles en Londres.

En un comunicado enviado a Prensa Latina, la organización que agrupa a activistas de izquierda de todo el mundo denunció que la institución bancaria multinacional con sede en los Países Bajos se plegó al bloqueo económico, financiero y comercial que mantiene Estados Unidos contra la isla caribeña desde hace 60 años.

El texto agrega que la decisión tomada por el ING pone de manifiesto el alcance extraterritorial de la medida unilateral impuesta por Washington, la cual busca, dijo, no solo asfixiar a Cuba, sino obstaculizar la solidaridad internacional con ese país.

Vietnam, otra vez solidario, con 100 toneladas de arroz (+Video)

Tras tachar de escandalosa la decisión del banco holandés, la organización recordó que mientras los países europeos administran dosis de refuerzo, la mayoría de los habitantes de las naciones más pobres del planeta no han recibido ni siquiera una inyección contra el coronavirus SARS-CoV-2.

Frente a este apartheid de vacunas, Cuba emerge como un motor impulsor del internacionalismo con su promesa de compartir sus vacunas con el mundo, agregó.

La Internacional Progresista lanzó semanas atrás una campaña de recogida de fondos para financiar el viaje a La Habana de una delegación que organizará una sesión informativa especial sobre los esfuerzos que realiza la isla caribeña para producir sus propias vacunas contra la covid-19, y su deseo de compartirlas con el mundo.

Pese al bloqueo de las donaciones por parte del banco ING, un vocero de la organización aseguró a Prensa Latina que los planes de celebrar el encuentro en la capital cubana se mantienen inalterables.

En el evento previsto para el 25 de enero próximo, y que forma parte de la Unión por el Internacionalismo de las Vacunas que promueve la Internacional Progresista, participarían científicos, ministros y funcionarios de Salud Pública cubanos.

Internacional Progresista: Vamos a Cuba para ayudar a vacunar al mundo

Banco holandés bloquea donaciones a delegación que viajará a Cuba para apoyar el libre acceso a vacunas contra la covid-19
Banco holandés bloquea donaciones a delegación que viajará a Cuba para apoyar el libre acceso a vacunas contra la covid-19

Internacional Progresista: Vamos a Cuba para ayudar a vacunar al mundo

El 25 de enero, la Internacional Progresista organizará una sesión informativa especial en directo desde La Habana con los principales científicos, ministros del gobierno y funcionarios de salud pública de Cuba, como parte de su Unión por el Internacionalismo de las Vacunas.

El 2022 comenzó con un tsunami de nuevos casos de covid-19 azotando el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Sólo en la última semana se han registrado más de 18 millones de casos, una cifra récord desde que comenzó la pandemia hace dos años. En los primeros 10 días de enero, se han registrado casi 60 000 muertes por covid-19 en todo el mundo, aunque el número total de muertes es muy superior al que describen las estadísticas oficiales.

Según los informes, la variante Omicron tiene implicaciones menos graves entre los pacientes vacunados. Pero el mundo sigue estando peligrosamente sub vacunado: 92 de los países miembros de la OMS no alcanzaron el objetivo de 2021 de un 40 por ciento de vacunación; al ritmo actual de despliegue, 109 de ellos no alcanzarán sus objetivos de 2022 antes de julio.

Estas estadísticas cuentan la historia de un persistente apartheid de las vacunas. En toda la UE, el 80% de todos los adultos se han vacunado completamente contra la covid-19. Mientras tanto, sólo el 9,5% de las personas de los países de bajos ingresos han recibido una sola dosis. Omicron es una sentencia de muerte para miles de personas en estos países –y a medida que el virus se desplace por el Sur Global surgirán nuevas variantes que pueden ser menos «suaves» para las poblaciones vacunadas del Norte.

Sin embargo, los gobiernos de estos países del Norte se niegan a planificar la vacunación mundial, o incluso a cumplir sus propias promesas. A finales del año pasado, solo habían entregado el 14% de las dosis de vacunas que habían prometido a los países más pobres a través de COVAX, la iniciativa de reparto de vacunas de la ONU. Las grandes empresas farmacéuticas se concentran casi exclusivamente en la producción de refuerzos para los países ricos del mundo, creando un déficit de 3 000 millones de dosis en el primer trimestre de este año.

El presidente Joe Biden podría ayudar fácilmente a cubrir este déficit obligando a las empresas farmacéuticas estadounidenses a compartir su tecnología de vacunas con las naciones más pobres, pero hasta ahora se ha negado a hacerlo. Un nuevo centro de producción en África –donde sólo el 3% de las personas están vacunadas– está intentando reproducir la vacuna de Moderna. Pero sin la ayuda de Moderna, o la acción ejecutiva de Joe Biden, la producción podría tardar más de un año en comenzar.

En medio de esta crisis de solidaridad mundial, Cuba ha surgido como un poderoso motor del internacionalismo de las vacunas. La nación insular no sólo ha desarrollado con éxito dos vacunas contra la covid-19 con una eficacia del 90% y ha vacunado a más del 90% de su población con al menos una dosis de su vacuna local, sino que también ha ofrecido su tecnología de vacunas al mundo. No somos una multinacional en la que la rentabilidad sea la razón principal de existir, dijo Vicente Vérez Bencomo, del Instituto de Vacunas Finlay de Cuba. Para nosotros, se trata de conseguir la salud.

No obstante, los Estados Unidos y sus aliados siguen oprimiendo y excluyendo a Cuba del sistema de salud mundial. El bloqueo estadounidense forzó una escasez de jeringas en la isla que puso en peligro su desarrollo de vacunas y obstaculizó la producción en masa. Las revistas médicas estadounidenses marginan los resultados científicos que provienen de los países pobres, según Vérez Bencomo. Mientras tanto, la OMS se niega a acreditar las vacunas cubanas, a pesar de la aprobación de reguladores de países como Argentina y México.

Por eso la Internacional Progresista envía una delegación a La Habana: para combatir la desinformación, defender la soberanía cubana y ayudar a vacunar al mundo.

Banco holandés bloquea donaciones a delegación que viajará a Cuba para apoyar el libre acceso a vacunas contra la covid-19
Banco holandés bloquea donaciones a delegación que viajará a Cuba para apoyar el libre acceso a vacunas contra la covid-19

Reuniendo a delegados de la Unión por el Internacionalismo de las Vacunas, fundada en junio de 2021 para luchar contra el emergente apartheid, el 25 de enero la Internacional Progresista convocará a científicos cubanos y a representantes del gobierno para que se dirijan a la prensa internacional y a los miembros de la comunidad científica en una presentación de la vacuna cubana.

Los objetivos de la presentación son tanto locales como globales. Al destacar la promesa de la vacuna cubana y los peligros del embargo estadounidense contra ella, esta presentación pretende establecer conexiones entre el sector biotecnológico público de Cuba y los fabricantes que podrían producir la vacuna y ayudar al gobierno cubano a recuperar los costos de su desarrollo.

Reuniendo a delegados de la Unión por el Internacionalismo de las Vacunas, fundada en junio de 2021 para luchar contra el emergente apartheid, el 25 de enero la Internacional Progresista convocará a científicos cubanos y a representantes del gobierno para que se dirijan a la prensa internacional y a los miembros de la comunidad científica en una presentación de la vacuna cubana.

Los objetivos de la presentación son tanto locales como globales. Al destacar la promesa de la vacuna cubana y los peligros del embargo estadounidense contra ella, esta presentación pretende establecer conexiones entre el sector biotecnológico público de Cuba y los fabricantes que podrían producir la vacuna y ayudar al gobierno cubano a recuperar los costos de su desarrollo.

En el proceso, la presentación pretende dar un ejemplo de solidaridad internacional ante la actual crisis sanitaria mundial, promoviendo la causa del internacionalismo de las vacunas en todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.