Los frutos de la tierra

Campesinos cubanos

Por: Raúl López Alvarado
CMKC Radio Revolución.- El 17 de Mayo es una fecha de marcada relevancia histórica para los cubanos, quienes celebramos el Día del Campesino y recordamos la firma en 1959, en la Sierra Maestra, de la Ley de Reforma Agraria, primera de su tipo rubricada en el país.

Ese instrumento permitió que los campesinos pobres se convirtieran en propietarios de las tierras que cultivaban y que se liquidara en el territorio nacional la posesión agropecuaria foránea.

En esos momentos unas 150 000 familias cubanas se encargaban de la producción agrícola como aparceros, arrendatarios o precaristas; también como colonos u otras formas que nada tenían que ver con la propiedad de la tierra, lo que provocaba que vivieran en constante amenaza de desalojo.

Con la firma de la Ley de Reforma Agraria tras el triunfo revolucionario, la aspiración se hizo realidad al distribuirse la tierra entre las familias campesinas y beneficiar a un millón de personas, aproximadamente.

Hoy, las transformaciones que se generan en el país encuentran en los campesinos a un fiel aliado comprometido con la producción de alimentos y la sustitución de importaciones.

Producir es la palabra de orden para el campesino cubano que convierte cada nueva jornada de labor en mercancías para el pueblo.

Lograr mejores cosechas y diversificar las producciones, constituye meta permanente en nuestros campos.

“ Somos, dijo Fidel, un pueblo pequeño pero lleno de dignidad, un pueblo pequeño pero lleno de amor, un pueblo pequeño pero lleno de vergüenza, un pueblo pequeño pero lleno de razones y una de ellas es el derecho a la tierra”.

Hoy ese derecho está en las manos de los campesinos cubanos quienes, orgullosos, comparten con sus coterráneos los frutos de la tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.