El León de Oriente: más de 17 balazos en 500 combates y 28 años de lucha

El León de Oriente, José Maceo y Grajales. Imagen: Santiago Romero Chang.

Idalberto Aguilar Macias
Por: Idalberto Aguilar Macías
Fotos: Claudia González Catalán
CMKC, Radio Revolución.-
Horas antes de su muerte José Maceo se encontraba en términos de Mayarí Arriba.

El 5 de julio de 1896, en Loma del Gato, término municipal de Alto Songo en tierras santiagueras, caería unos de los hombres más temibles de nuestras guerras por la independencia.

El Mayor General José Maceo y Grajales, a quien también llamaban el León de Oriente, se encontraba acampado en la zona, en espera de su encuentro con Máximo Gómez, cuando recibió la noticia del movimiento de tropas enemigas cerca del campamento insurrecto cubano.

No demoró en hostilizar a las tropas españolas; primero envió al capitán Luis Aranda Quintana para atraer la atención del adversario y después al teniente coronel Francisco Sánchez Echevarría, para que se adelantara con la guerrilla por el camino más corto en esa montaña.

Como era de costumbre, no rehúye al peligro.

Habían pasado solo veinte minutos y José Maceo no sentía disparo alguno, por lo que decidió con revolver en mano ir al encuentro del enemigo, junto a sus escoltas y ayudantes.

Al ordenar el ataque definitivo, cae derribado con un balazo en la cabeza.En su auxilio acude el teniente Salvador Durruthy, quien pierde la vida en el intento.

Malherido es trasladado hasta el cafetal La Soledad donde pasadas las tres de la tarde del día 5 de aquel mes de julio caluroso pierde la vida. A su lado estaban sus fieles subalternos que sintieron profundamente su pérdida.

Cuando el Generalísimo Máximo Gómez conoció la noticia de la muerte de José expresó: “Su valor y decisión lo llevaron a la tumba. Es inapreciable la pérdida que hemos sufrido”.

LLama poderosamente la atención que el 5 de julio de1896, víspera de su caída, redacta un documento fechado en La Isabelita, en la antigua región de Mayarí Arriba, termino actual de Segundo Frente.

El León de Oriente, José Maceo y Grajales. Imagen: Santiago Romero Chang.
El León de Oriente, José Maceo y Grajales. Imagen: Santiago Romero Chang.

La Isabelita, julio 5 de 1896. Al Teniente Coronel José de la C. Puente. habiendo llegado a mi conocimiento que tiene usted en su poder al ciudadano Vicente Vargas a quien hice prisionero en el mes de mayo y concedí un pase para Jarahueca, y se presentó al enemigo denunciando mi campamento, sírvase Ud. ejecutarlo, acusándome recibo de esta comunicación y de haberlo verificado.

José Maceo.

#SantiagodeCuba#CubaDiazCanel

Maceo y Che
Dos héroes en la raíz del carácter cubano
Operaciones aéreas, según lo establecido
Deje en paz a mi Patria, Mr. Trump

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.