Hoy, 15 de este mes, Día de la Mujer Rural

Y las mujeres de Songo La Maya se fueron al campo

Audio: Onni Tur Pompa
El Día de la Mujer Rural llega hoy con muchas motivaciones en los campos de la provincia Santiago de Cuba, principalmente, ante la necesidad del aprovechamiento de cada área posible para cultivar y producir alimentos, entre otros objetivos.

En el Día de la Mujer Rural la campesina Rosario Sánchez Salazar, del municipio Palma Soriano, esposa del agricultor Roberto Vaillant Guilber, cobran una historia en Melilla, Consejo Popular Chaveco.

Como Mujer Rural, Rosario Sánchez Salazar, no tiene descanso, se levanta a las cinco de la madrugada, prepara el desayuno, deja todo listo en la casa y de nuevo para el surco junto con su guajiro.

Esta mujer rural también en casa acopia los alimentos, reorganiza el área de los animales y en la tarde vuelve a los surcos.

Como otras, esta mujer rural Labra la tierra, recoge las cosechas, alimenta y cuidan los animales; atiende a sus compañeros de trabajo; y además, es el horcón de una familia.

La Mujer rural contribuyen a su vez, a fomentar la agroecología y sin dudas, el embellecimiento de cada finca está en sus manos.

Inician en el municipio Tercer Frente movilizaciones agrícolas. Foto: Javier Labrada.
Inician en el municipio Tercer Frente movilizaciones agrícolas. Foto: Javier Labrada.

Día Internacional de la Mujer Rural

Cada 15 de octubre se celebra el Día Mundial de la Mujer Rural, precisamente en la víspera del Día Mundial de la Alimentación.

La fecha fue propuesta por la Federación Internacional de Productores Agrícolas (FIPA), la Fundación Cumbre Mundial de la Mujer (FCMM) y la Unión Mundial de Mujeres Rurales (UNMR) como seguimiento a los resultados de la histórica Cuarta Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Mujer realizada en Beijing, en 1995.

El primer Día Internacional de las Mujeres Rurales, se observó el 15 de octubre de 2008.

Este día internacional nuevo, establecido por la Asamblea General en su resolución 62/136 , de 18 de diciembre de 2007, reconoce «la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural».

Las mujeres rurales desempeñan un papel fundamental en las economías rurales de los países desarrollados y en desarrollo.

En la mayor parte del mundo en desarrollo participan en la producción de cultivos y el cuidado del ganado, proporcionar alimentos, agua y combustible para sus familias y participan en actividades no agrícolas para diversificar los medios de subsistencia de sus familias.

Además, llevan a cabo las funciones vitales en el cuidado de los niños, los ancianos y los enfermos.

Las mujeres rurales de todo el mundo desempeñan una importante función en lo que se refiere a garantizar la seguridad alimentaría y en todo lo concerniente al desarrollo y la estabilidad de las zonas rurales.

Laguna Blanca se reafirma como líder en la producción de maíz
Mujer Rural cosechadora de maíz en Contramaestre. Foto: Santiago Romero Chang

La mujer rural, al no habérseles reconocido debidamente su condición jurídica y social o siendo limitado tal reconocimiento, a menudo carecen de facultades para adquirir derechos de propiedad sobre la tierra o tener acceso a servicios esenciales, como el crédito, los insumos agrícolas, la extensión, la capacitación y la enseñanza. Su vital contribución a la sociedad pasa en gran parte desapercibida.

Campesinas cubanas
Campesinas cubanas cosechan vegetales

La finalidad del Día Mundial de la Mujer Rural es cambiar esa situación, haciendo que las mujeres del medio rural salgan de la oscuridad al menos una vez al año, recordar a la sociedad lo mucho que debe a esas mujeres y valorar y reconocer sus méritos y su valía.

Mujer Rural por el mundo

La recopilación de estadísticas específicas sobre género de los últimos años ha confirmado dos cosas: la mayoría de las personas pobres del mundo son mujeres, y ellas tienen la abrumadora responsabilidad de alimentar a hombres, niños hambrientos, y a sí mismas.

Cultivan, cosechan, cazan o pescan los alimentos para la familia, llevan agua y leña a la casa, preparan y cocinan los alimentos. Las personas rurales pobres que tienen suficiente para comer, es en gran medida por el esfuerzo, aptitudes y conocimientos de las madres, esposas, hermanas e hijas.

Pese a ello, estas mujeres son las últimas que tienen acceso a los recursos, a la capacitación y a los préstamos financieros.

En muchos países, las dificultades de las mujeres rurales están empeorando, conforme los hombres jóvenes y en buenas condiciones físicas parten hacia las ciudades a buscar trabajo.

Georgina Cordero Hernández, La hija mayor de Romárico Cordero, líder campesino
Georgina Cordero Hernández, La hija mayor de Romárico Cordero, líder campesino

Las mujeres que quedan en sus localidades luchan por criar a sus hijos y hacerse cargo solas de sus fincas. Hoy en día en algunas regiones de África el 60 por ciento de las familias están a cargo de las mujeres.

El mensaje del 15 de octubre, día anterior al Día Mundial de la Alimentación, es que la inversión en la mujer rural significa invertir en la seguridad alimentaria.

Un análisis del Banco Mundial indica que la inversión es proporcionar instrucción a las mujeres y las niñas tiene los rendimientos más altos respecto a cualquier otro tipo de inversión en los países en desarrollo.

Entre sus resultados figuran una productividad más elevada, crecimiento demográfico menor, tasas de mortandad infantil reducidas y una mayor conciencia, así como utilización de medidas de protección del medio ambiente.

Investigaciones llevadas a cabo en Kenya mostraron que las campesinas que habían terminado la enseñanza primaria ganaban 24 por ciento más que las que no la habían concluido.

Es por ello que el tema de este Día Internacional de las Mujeres Rurales es «Construir la resiliencia de las mujeres rurales a raíz del COVID-19», para crear conciencia sobre las luchas de estas mujeres, sus necesidades y su papel fundamental y clave en nuestra sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.