Santiago de Cuba: otro desafío frente a la Covid-19

Urge ante la covid-19 más control y disciplina social e institucional en Santiago de Cuba
Urge ante la covid-19 más control y disciplina social e institucional en Santiago de Cuba
Urge ante la covid-19 más control y disciplina social e institucional en Santiago de Cuba

Por Betty Beatón Ruiz
Santiago de Cuba.- Santiago de Cuba marca por segunda vez en este mes número rojos en el reporte de la situación epidemiológica del país con una cifra de tres dígitos, la más alta de Cuba en la jornada de ayer, al contabilizarse 154 pacientes con el virus SARS COV2.

En Santiago de Cuba, el guarismo dispara las alarmas de los más de un millón de habitantes del territorio, en Fase 1, y pone en tensión a las autoridades de salud quienes accionan, de conjunto con otras estructuras gubernamentales, para bajar la tasa de incidencia de la mortal enfermedad.

En los nueve municipios de Santiago de Cuba se aplican disposiciones establecidas por el Consejo de Defensa Provincial para propiciar el distanciamiento físico, la reducción de la movilidad de las personas, el uso obligatorio del nasobuco, entre otras cuestiones.

De manera especial las materializan Palma Soriano y Santiago de Cuba, los dos municipios que han sido declarados en transmisión autóctona limitada.

Según el Dr. Ricardo Manet, director del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, en declaraciones a la emisora provincial CMKC, Radio Revolución, se vaticina un pico de la actual transmisión de la Covid-19 entre la segunda quincena de enero y la primera del mes de febrero, con un número de casos superior a 100.

Los pronósticos, hecho por expertos en epidemiología, y dados a conocer por el Dr. Manet, auguran que dicho pico se va a sostener en una meseta entre los meses de marzo, abril y principio de mayo, con una tendencia al control de la enfermedad a partir del mes de junio.

Urge ante la covid-19 más control y disciplina social e institucional en Santiago de Cuba
Urge ante la covid-19 más control y disciplina social e institucional en Santiago de Cuba

Reforzar la disciplina social, la responsabilidad individual y el autocuidado de salud, unido al cumplimiento de las indicaciones que se emitan en la provincia, serán las mejores maneras de sortear con el menor daño humano posible la compleja situación que impone la pandemia a Santiago de Cuba, un territorio que logró vivir sin circulación del virus durante más de 180 días.

En medio del actual panorama se da prioridad a la protección de la salud de sus habitantes sin descuidar cuestiones claves como la producción y comercialización de alimentos y el ordenamiento monetario y cambiario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.