A 90 años de 105 días…

CMKC evoca a Pablo de la Torriente Brau. 105 días preso. Imagen web: Santiago Romero Chang.
CMKC evoca a Pablo de la Torriente Brau. 105 días preso. Imagen web: Santiago Romero Chang.
CMKC evoca a Pablo de la Torriente Brau. 105 días preso. Imagen web: Santiago Romero Chang.

Por: Daniela Gómez Herrera
Imagen web: Santiago Romero Chang.
105- Conmemoramos los noventa años de la publicación de una serie de trabajos periodísticos que harían historia en los anales de la prensa nacional. Publicados por el periódico El Mundo, entre los días 26 de abril y 8 de mayo de 1931, los doce reportajes fueron rubricados por el joven Pablo de la Torriente Brau.

Eran los días en que el periodo presidencial de Gerardo Machado y Morales, concluido legalmente el 20 de mayo de 1929, y extendido en virtud de una Ley de Reforma a la ya enmendada y vigente Constitución de 1901, atravesaba por su espacio de más impopularidad. Sin consultar al pueblo, la Junta Electoral Central había modificado el Artículo 62 de la Constitución, y ampliado de cuatro a seis años la duración del mandato presidencial, es decir, hasta mayo del 31. 

CMKC evoca a Pablo de la Torriente Brau. 105 días preso. Imagen web: Santiago Romero Chang.
CMKC evoca a Pablo de la Torriente Brau. 105 días preso. Imagen web: Santiago Romero Chang.

Joven creador Yunier Riquenes García, del verso a la acción

La maniobra, conocida como la Prórroga de Poderes, y válida para los cargos electivos a excepción del presidente, conllevó a las elecciones del 1 de noviembre de 1928. ¿Resultado? Reelección de Machado. «105 días preso» es la historia de los culpables por denunciar ese proceso. Por aspirar a la justicia.

Tuvo gran repercusión en su momento, e incluso su contrapartida en una serie titulada Rafael García Bárcenas «105 días huyendo». Fue el primer acercamiento de Pablo a la realidad histórica de los centros penitenciarios. Otra mirada a los desmanes de los gobiernos corruptos de la Cuba neocolonial.

En «105 días preso» está el régimen de terror que imperaba en las principales cárceles de la nación: en La Habana, el Castillo del Príncipe y La Cabaña; y, en la Isla de Pinos, el Presidio Modelo. Violaciones a los derechos más elementales del hombre se ocultaban allí al amparo de las autoridades penales, instauradas por ellas mismas para reprimir y asustar a los reclusos, impulsándolos a vigilarse los unos a los otros; y pelear o torturar hasta la muerte, sin más razones que el dinero o la mentira.

En el periodo posterior a la caída de Machado (1933) y una vez que vuelve al presidio, el periodista abordará otras cuestiones relacionadas con el sistema penitenciario, los presos y sus carceleros, y la imposición de justicia entre otros temas.

Pablo no sería, desde luego,el único que divulgó las experiencias de aquel grupo de jóvenes inocentes, encarcelados entre los primeros días de enero y mediados de abril de aquel año, entre los cuales se encontraba. Fueron, en su mayoría, universitarios, abiertos opositores al régimen; pero luego ingresaron otros, que fueron llegando a las cárceles debido a distintas causas, con historias mal contadas.

Pero Pablo las narró todas. Realizó denuncias vívidas sobre lo que experimentó en aquellos días del presidio. En los doce reportajes está la base de otra serie que lo catapultaría tiempo después a la fama: «La Isla de los 500 asesinatos»; y de su obra más impactante en esa época: Presidio Modelo.

Casi siempre va a la observación directa, la contrasta con el estudio documental-bibliográfico y emplea, de mano maestra, la entrevista como herramienta. Pero De la Torriente Brau también se valió de la historia de vida, recurso que le imprime gran valor humano e interés a los hechos extraordinarios que él pretendía documentar. La experiencia individual de los encarcelados fue excelentemente aprovechada en «105 días preso».

Pablo de la Torriente Brau quedaría para la historia como el joven intelectual que partió, con fusil al hombro, ante el llamado del deber, consecuente con sus doctrinas hasta el final de sus días, y cuyo legado aún conserva completa vigencia. Noventa años después, aquellas páginas confirman, en palabras del que suscribe, las dobleces e inmoralidades de un país al cual, los cubanos dignos, no queremos regresar.

Pablo de la Torriente Brau.
En España, peleando con los milicianos

Kamchatka. Revista de análisis cultura

Más relacionado con el tema

Aula Virtual de Periodismo disponible para admitir a los estudiantes

CMKC evoca a Pablo de la Torriente Brau. 105 días preso. Imagen web: Santiago Romero Chang.
CMKC evoca a Pablo de la Torriente Brau. 105 días preso. Imagen web: Santiago Romero Chang.

Periodismo cubano ante la covid-19

Pablo de la Torriente Brau

(San Juan de Puerto Rico, 12 de diciembre de 1901Madrid, 19 de diciembre de 1936) fue un líder revolucionario e intelectual puertorriqueño, conocido como el mayor cronista de su época.

Pablo de la Torriente Brau, a través de sus crónicas, reportajes y entrevistas renovó el lenguaje de este medio de comunicación. Participó de los esfuerzos para exigir la libertad de Julio Antonio Mella cuando la famosa huelga de hambre de éste; fue herido en los sucesos del 30 de septiembre de 1930; cultivó estrecha amistad con Rubén Martínez Villena; denunció desde las páginas del periódico Ahora la explotación sufrida por los campesinos del Realengo 18 y, desde el exilio en México, el asesinato de Antonio Guiteras y Carlos Aponte.

En la defensa de la República Española realizó una tarea multifacética como periodista, comisario político y combatiente.

La vida de Pablo de la Torriente Brau transcurrió, intensa y apasionante. Aunque nació en San Juan, Puerto Rico, el 12 de diciembre de 1901, creció y vivió en Cuba, donde se formó, inició y desarrolló su actividad como luchador antidictatorial y antiimperialista.

Como consecuencias, de esas luchas fue perseguido, encarcelado y sufrió el exilio; y es a partir de esas experiencias personales que escribe gran parte de su obra periodística, que inicia en 1920, llegando a representar uno de los más altos exponentes del periodismo cubano en el siglo XX.

Pablo de la Torriente Brau, era el único varón en una familia de 4 hermanas, la prole del matrimonio de Félix de la Torriente Garrido (España) y Graciela Brau Zuzuarragui (Puerto Rico).

En 1909 realiza estudios primarios en las Escuelas Internacionales de El Cristo y continúa la segunda enseñanza en 1915 en el Colegio Cuba, los que continúa en el Instituto de Santiago de Cuba.

Desempeño periodístico de Pablo de la Torriente Brau,

Pablo fue un cronista imaginativo e incesante de los múltiples y cruciales acontecimientos históricos por los que transcurrió su vida en Cuba, Estados Unidos y España.

A través de sus crónicas, reportajes y entrevistas Pablo de la Torriente Brau renovó el lenguaje de este medio de comunicación, por lo que es considerado, en ese sentido, el padre del género testimonio en Cuba, y sus libros conservan la frescura y la fuerza a pesar del paso de los años, al que incorporó de forma creadora y auténtica sus vivencias personales en la lucha revolucionaria de Cuba y las ricas formas del lenguaje popular denunciando los crímenes del gobierno de Gerardo Machado y, posteriormente la condición de injusticia de la vida republicana en el país.

Su obra narrativa no testimonial —novela, cuento—, representativa de la vanguardia cubana, incorporó la riqueza del habla popular y la agudeza del humor para entregar vigorosos y trascendentes temas humanos.

Se inició en éste ámbito en el periódico El Nuevo Mundo y en la Revista El Veterano en 1920, como redactor, cobrador, repartidor y agente de publicaciones. Luego en la Revista Alma Máter y Revista de la Habana en el año 1930, manteniendo un activo trabajo periodístico.

Tuvo una importante participación periodística en el periódico Ahora, desde donde cubrió importantes eventos como el proceso de depuración de la Universidad en el año 1934, además de dar a conocer el asesinato de Ivo Fernández y Rodolfo Fernández, material este por el cual posteriormente tiene que exiliarse.

El revolucionario

Integró el Directorio Estudiantil Universitario que se creó en 1930 para luchar contra el tirano Gerardo Machado. Resultó herido en la manifestación del 30 de septiembre. Dos meses después, el 30 de noviembre, participó en otra manifestación, en la que fue hecho prisionero y varios días encarcelado, lo que lo obligó a pasar a la clandestinidad. En enero de 1931 fue detenido junto a los principales dirigentes del Directorio Estudiantil durante más de tres meses. Posteriormente pasaría alrededor de un año en el llamado Presidio Modelo de Isla de Pinos. De la primera experiencia publicó su reportaje titulado 105 días preso, y de la segunda: Presidio Modelo o La Isla de los 500 asesinatos.

Última etapa de su vida

La última etapa del trabajo periodístico de Pablo transcurrió en la Guerra Civil Española, a donde acudió como corresponsal de varias publicaciones de América Latina y Estados Unidos, en septiembre de 1936; y donde escribió las crónicas recogidas posteriormente bajo el título de Peleando con los milicianos.

Ya estando allí, asumió las funciones políticas en un batallón, en el que murió combatiendo en Majadahonda, España el 19 de diciembre de 1936, durante la heroica defensa de Madrid; como comisario de las Brigadas internacionales que se unieron a la República Española en su pelea contra el fascismo pero dejó, sin lugar a dudas, todo un legado histórico para las nuevas generaciones.

Su obra

Ediciones La Memoria, 2011

A su intensa obra escrita pertenecen los títulos siguientes:

Testimonios

  • La isla de los 500 asesinatos, (que escribe en el Presidio Modelo y surge la serie de trece artículos, que publica en el periódico Ahora)
  • Presidio Modelo y 105 días preso (antecedente del periodismo testimonial en Latinoamérica)
  • Peleando con los milicianos (crónicas y testimonio),
  • Realengo 18

Crónicas
Reivindicación de Emilio Salgari

Hombres de la revolución

Cuatro muchachas

En el parapeto

Cuentos

Ensayo

  • Álgebra y política

Novela

Poesía
De Pablo

A Pablo

Motivos del viaje bajo la noche lunar (1929)

Cartas

CMKC evoca a Pablo de la Torriente Brau. 105 días preso. Imagen web: Santiago Romero Chang.
CMKC evoca a Pablo de la Torriente Brau. 105 días preso. Imagen web: Santiago Romero Chang.

Otras obras

  • Cuentos completos, Ediciones La Memoria, 2011
  • Cartas cruzadas reúne el formidable epistolario de su exilio.
  • Cartas y Crónicas de España que reúne, por primera vez, las versiones originales de los trabajos escritos por el cronista en España; y fue publicado por el Centro Cultural que lleva su nombre, en la colección Palabra de Pablo de sus Ediciones La Memoria.

En Video
Rumbos de la Palabra: Pablo de la Torriente Brau

La obra literaria del escritor, revolucionario y combatiente internacionalista Pablo de la Torriente Brau es abordada en esta emision de Rumbos de la Palabra.

1 thought on “A 90 años de 105 días…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *