Honores a Juan Quintín Paz Camacho, el último de los legendarios Malagones (+Video)

Falleció Juan Quintín Paz Camacho, el último de los Malagones
Falleció Juan Quintín Paz Camacho, el último de los Malagones
Falleció Juan Quintín Paz Camacho, el último de los Malagones

Con honores militares y ofrendas del General de Ejército Raúl Castro Ruz y del Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, las honras fúnebres del último soldado de aquella legendaria tropa, se efectuaron cumpliendo estrictamente los protocolos sanitarios establecidos

Falleció Juan Quintín Paz Camacho, el último de los Malagones

EL MONCADA, Pinar del Río.—En el memorial que lo inmortaliza en la historia, junto a sus aguerridos compañeros de lucha, fue sepultado Juan Quintín Paz Camacho, el integrante más joven de la primera milicia campesina de Cuba, conocida como Los Malagones.

Falleció Juan Quintín Paz Camacho, el último de los Malagones
Falleció Juan Quintín Paz Camacho, el último de los Malagones

Con honores militares y ofrendas del General de Ejército Raúl Castro Ruz y del Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, las honras fúnebres del último soldado de aquella legendaria tropa, se efectuaron cumpliendo estrictamente los protocolos sanitarios establecidos, que solo permitieron el acceso de su familia y una representación de las organizaciones políticas y de masas, en nombre del pueblo de cubano.

Juan había nacido el 31 de octubre de 1937, en la zona de Santo Tomás (hoy Comunidad el Moncada), del municipio pinareño de Viñales y era hijo del dueño una hacienda de más de 200 caballerías de tierra.

A pesar de su origen, desde niño conoció las penurias del campo cubano y se identificó profundamente con aquel sector que sufría una terrible explotación.

Por ello, tras la caída de la tiranía y el comienzo de una nueva era en la historia de Cuba, la familia decidió donar sus tierras a la Revolución.

En agosto de 1959, cuando el Comandante en Jefe Fidel Castro concibió la idea de preparar a un grupo de campesinos, para capturar una banda de alzados que operaba en la cordillera pinareña, Juan trabajaba en un aserrío propiedad de su padre.

Sus cualidades personales y su temible puntería, hicieron que Leandro Rodríguez Malagón, el hombre al que Fidel le confiara la misión, lo seleccionara para integrar la pequeña milicia.

Juan tenía apenas 21 años y fue el más joven de aquella legendaria tropa de 12 combatientes, conocida como Los Malagones.

Primera milicia campesina de Cuba, conocida como Los Malagones
Primera milicia campesina de Cuba, conocida como Los Malagones

La captura, en solo 18 días, de la banda terrorista de Luis Lara, un ex-cabo de la tiranía batistiana sobre el que pesaban 23 asesinatos y una lista interminable de abusos y vejaciones, constituyó un impulso decisivo para la creación de las Milicias Nacionales Revolucionarias, el 26 de octubre de 1959.

El propio Fidel se los había anunciado: «Si ustedes triunfan, habrá milicias en Cuba».

Después de cumplir la misión encomendada por el Comandante en Jefe, se mantuvo sobre las armas en la Lucha Contra Bandidos, hasta la captura del último alzado en 1965.

Falleció Juan Quintín Paz Camacho, el último de los Malagones
Falleció Juan Quintín Paz Camacho, el último de los Malagones

Ese propio año pasó a la vida civil, y trabajó como chofer de un camión de la Granja el Moncada hasta 1969, cuando recibió la tarea de conducir un ómnibus de transporte público enviado por Fidel a la comunidad.

En 1990 fue movilizado nuevamente por las Fuerzas Armadas Revolucionarias, para atender la guarnición militar de la cueva Santo Tomas, hasta el año 2005.

Alcanzó el grado de Mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y múltiples condecoraciones, entre las que destacan el diploma de fundador del Ejército Occidental y las medallas por los 20, 30, 40, 50 y 60, años de las FAR.

No obstante, para Juan Quintín Paz Camacho, haber formado parte de aquella legendaria tropa de campesinos organizada por Fidel, constituyó el mayor orgullo de su vida. «Las milicias demostraron su eficacia en Girón, en la lucha contra bandidos, y hasta en las misiones internacionalistas en África, porque muchos de quienes combatieron allí salieron de nuestras filas», me confesó una vez.

Julio César Rodríguez Pimentel, primer secretario del Partido en Pinar del Río, al despedir el duelo, reconoció la  entrega incondicional a la causa revolucionaria del valeroso miliciano de genial puntería,  capaz de darle a un limón en el aire  con su fusil, y que supo ganarse el cariño de su pueblo por su sencillez y su humildad.

Falleció Juan Quintín Paz Camacho, el último de los Malagones
Falleció Juan Quintín Paz Camacho, el último de los Malagones

Sobre la trascendencia histórica de la hazaña protagonizada por los primeros 12 milicianos campesinos, entre los que se incluyó Paz Camacho, recordó las palabras del General de Ejército Raúl Castro Ruz, durante la inauguración del Memorial a los Caídos en la Lucha Contra Bandidos, cuando afirmó que «si el Ejercito Rebelde nació en 2 de diciembre de 1956, la victoria de Los Malagones en octubre de 1959 complementó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias».

Autor: Ronald Suárez Rivas | ronald@granma.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.