Fármaco Nimotuzumab ratifica eficacia contra la COVID-19

Investigaciones Clínicas del Centro de Inmunología Molecular (CIM)

Nimotuzumab- El anticuerpo monoclonal cimaher® (Nimotuzumab) demostró ser muy seguro y efectivo en el manejo de pacientes con la COVID-19 en estado grave y moderado, que por sus comorbilidades tenían  alto riesgo de pasar a formas severas de la enfermedad.

Investigaciones Clínicas del Centro de Inmunología Molecular (CIM)
Investigaciones Clínicas del Centro de Inmunología Molecular (CIM)

La doctora en Ciencias Tania Crombet Ramos, directora de Investigaciones Clínicas del Centro de Inmunología Molecular (CIM), aseveró a Granma que los estudios realizados revelaron una mejoría de la función ventilatoria y la reducción de la concentración de interleuquina 6, una de las principales citocinas causantes del estado hiperinflamatorio que pueden presentar las personas contagiadas por la pandemia.

Asimismo, resaltó la doctora Crombet Ramos, hubo una mejora radiológica o estabilización de neumonías intersticial multifocal en el 80 % de los pacientes al séptimo día de recibir la primera dosis, junto a la observación de evidencias preliminares de prevención o reversión de las lesiones fibróticas por tomografía axial computadorizada, propiciando la disminución de las secuelas pulmonares.

Igualmente, el uso del referido fármaco aportó una elevada tasa de recuperación en pacientes graves, indicó la reconocida científica.

La ciencia ha salvado a Cuba, informa el Ministro de Salud Pública de Cuba

Investigaciones Clínicas del Centro de Inmunología Molecular (CIM)
Investigaciones Clínicas del Centro de Inmunología Molecular (CIM)

El Nimotuzumab obtuvo su registro sanitario en 2002 para el tratamiento de tumores avanzados de cabeza y cuello, al demostrarse que bloquea o inhibe el factor de crecimiento epidérmico, un blanco muy validado en oncología. 

Lo anterior produce una inhibición de la proliferación descontrolada de células malignas, la formación de nuevos vasos y  la ocurrencia de metástasis (diseminación del cáncer). También activa el sistema inmunológico.

Según explicó la doctora Crombet Ramos, una de sus principales ventajas es que reconoce de forma preferencial las células tumorales y no el tejido normal, pudiéndose usar en combinación con otras terapias oncológicas, como la irradiación y la quimioterapia, o de manera única.

Actualmente el registro sanitario en Cuba abarca también la terapia de tumores nasofaríngeos (un subsitio diferenciado dentro del cáncer de cabeza y cuello), de esófago, páncreas y cáncer de pulmón de células no pequeñas.

Desde el punto de vista internacional, está registrado en 24 países y dispone de permiso de venta especial en 15 territorios de Europa y otras naciones, entre ellas Malasia y Singapur.

Autor: Orfilio Peláez | orfilio@granma.cu

Informaciones relacionadas

Nimotuzumab, una prometedora alternativa

Investigaciones Clínicas del Centro de Inmunología Molecular (CIM)
Investigaciones Clínicas del Centro de Inmunología Molecular (CIM)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.